Cutzamala

0
389

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Del náhuatl “lugar de comadrejas”, proveniente de la palabra Cutzàmatl, que quiere decir comadreja, descrita en 1579, siglo XVI, nada más ni nada menos que en la Diócesis de Michoacán, que también tuvo como nombre Apahtsingan o Apatsingan, pero el origen de esta palabra ya dicha en náhuatl es de origen tarasco, y esto sin lugar a duda partió de Michoacán.

¿Por qué tiene valor actual? Es el nombre que se le dio al sistema de introducción, bombeo y de distribución de agua para el valle de Mexico, hoy CDMX y el Estado de Mexico, sistema que se proyectó allá por el año 1982 para bombear 4000 litros por segundo trayendo el agua de diferentes presas del estado de Michoacán y del Estado de México, nada más y nada menos ese 82, para casi 12 millones de personas que vivían en ese entonces en el valle de México.

Estas cifras en la población se fueron incrementando hasta los 21.5 millones que viven actualmente y a esas personas se les debe llevar agua, por eso en 1985 ya se bombeaban 6000 litros por segundo, ya con varias plantas de bombeo, recuerde amigo lector, que esa agua está aproximadamente a 2000 metros y se debe subir a los 4000 metros de altura aproximadamente del valle de México, ya para tercera etapa se bombean 9000 litros por segundo de agua, con la respectiva carga de trabajo en 33 años en forma ininterrumpida, considerada una de las 10 obras hidráulicas mundiales más importantes de abastecimiento, ya ahora el equipo de bombeo es de alta presión, toda esta agua bombeada por el sistema Cutzamala, arriba al valle de México en Chapultepec, y de ahí se redistribuye a toda la ciudad y por mucho tiempo no se le había dado mantenimiento, y antes de que aparezca una falla fatal se le dará mantenimiento.

Para darle mantenimiento desde el día 31 de octubre del 2018 al 3 de noviembre del 2018 se cerrarán válvulas, después de 33 años, con objeto de colocar tubos de alta presión y conectarlo a los tubos viejos y obsoletos y sean ya los tubos de alta presión los que generen toda esa llegada de 9000 litros por segundo al Valle de México, y que posiblemente se vaya a incrementar en años venideros una obra maestra de la ingeniería hidráulica, pero con sus bemoles por estar bombeando agua de varias presas desde el estado de Michoacán y del Estado de México y sobre todo llevar esa agua hacia arriba, al Valle de México.

Esta agua es bombeada de las siguientes presas: la presa de Tuxpan en Michoacán y también la presa del Bosque de Michoacán, y las presas Victoria, Chilesdo, Ixtapan del Oro, Colorines y la del valle de Bravo, estas últimas del estado de Mexico, de todas estas presas es de la que se bombea para llevar agua, abasteciendo el 25 % de el agua del Valle de Mexico, con 6 macro plantas de bombeo, para subir esa agua tantos metros del nivel en que se encuentra el Valle de México, usando 22.000 mil caballos de fuerza de bombeo permanentes, para subir esos mil cien metros, con una capacidad de 19 metros cúbicos por segundo el equivalente a 9000 litros por segundo, con una planta potabilizadora, localizada en “los berros”, las 7 presas mencionadas, con mas de 330 km, de acueductos y tuberías para hacer llegar el agua donde se utiliza, para que solo al abrir la llave se tenga.

Toda esta explicación incluso técnica, no tiene otro objetivo que en estos días el Valle de Mexico vivirá una experiencia, que podría ser una cruel realidad si no cuidamos el agua, debemos ser más consientes en el uso del agua, hoy día no tenemos carencias, pero no estará el día lejano en que sí pueda haber un desabasto de agua, que haga vivir en una forma constante y persistente esa incomodidad que vivieron los habitantes de la metrópolis sin agua para bañarse, el uso de los sanitarios, preparar comidas, en fin, para todo, y siempre nos salimos por la tangente diciendo si nadie la cuida ¿por qué he de cuidarla yo? Por conciencia debemos cuidar el agua y analizar en este ejercicio de mantenimiento, algo que pudiera ser una cruel realidad en un futuro no tan lejano, así que, querido amigo, cuidemos el agua, aquí en la cuenca del Balsas afortunadamente no nos falta el agua, tenemos abundante, pero debemos cuidarla, ahora les pasó allá en el Valle de México, cuánto nos falta para que nos pase aquí.

Reciclemos, lavemos el carro solo con una o dos cubetas, no con la manguera, no tire agua en la calle, mejor solo barra y cierre la llave al enjabonarse y ábrala al retirar ese jabón, ciérrela al rasurarse o al lavarse los dientes cierre esa llave, no la deje abierta, se desperdicia, use tanques pequeños en el sanitario, no desperdicie tanta agua cada vez que le jala a la cadena del wáter,  toda esa agua se desperdicia y algún día nos vamos a arrepentir.

Cuidemos el agua.

Gracias.