Morena pide auditoría a Conagua por fallo en la “K invertida”

0
20
Auditarán a Conagua por falla compra del ducto alterno y que finalmente no sirvió en el mantenimiento del Sistema de Agua Cutzamala, (Foto: El Universal Online).

La secretaria de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, Leticia Díaz Aguilar (Morena), pedirá a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) una auditoría especial a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que aclare el destino de los 500 millones de pesos, supuestamente invertidos en la compra del ducto alterno y que finalmente no sirvió en el mantenimiento del Sistema de Agua Cutzamala.

Dijo que el fracaso en las obras de mantenimiento emiten un fétido olor a corrupción en la compra de ducto alterno.

Aseguró que la afectación a más de 4 millones de habitantes que se quedaron sin agua y sin resultados, debe ser investigada y castigada en su caso.

Este miércoles, EL UNIVERSAL informó en su edición impresa que la pieza clave de los trabajos de mantenimiento que llevó a cabo la (Conagua) en el Sistema Cutzamala llamada “K invertida” no sirvió. Quedó partida en tres y arrumbada en el predio donde se ubica la Planta Potabilizadora Los Berros, entre las líneas uno y dos que suministran de líquido potable al Valle de México.

Por esto, la legisladora de Morena advirtió que solicitará esta auditoría debido a que “falló” la instalación del ducto alterno, afectando directamente a más de 4 millones de habitantes de la Ciudad de México y generó gastos al gobierno y 13 alcaldías, así como 12 municipios del Estado de México.

“Cuando decimos que huele a corrupción es porque de acuerdo con opiniones de algunos técnicos, es excesivo el precio de 500 millones de pesos en que se adquirió la pieza que sería sustituida, por lo que es necesario determinar responsabilidades ya sea de Conagua o las empresas contratadas para realizar los trabajos, porque a todas luces está plagada de irregularidades”, agregó.

La secretaria de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento advirtió que debe aclararse el procedimiento de adquisición y colocación de la denominada “K invertida. “No podemos seguir tolerando casos de corrupción, como éste, o como otros añejos como el Túnel Emisor Oriente”, dijo.

“Se suponía que estos trabajos fueron programados con antelación, por lo que no es explicable la terrible falla que dejó sin el vital líquido a millones de personas y generó millonarias pérdidas a pequeños empresarios y comerciantes que tuvieron que cerrar sus negocios por la falta del vital líquido”, agregó.

Refirió que con esta fallida obra, el gobierno actual concluye un sexenio de saqueos a la nación amparados en el tema del agua, como el haber concesionado la explotación de varias reservas hidrológicas y haber decretado la suspensión de vedas, para beneficio de las grandes empresas.

Díaz Aguilar resaltó la labor de los técnicos del órgano desconcentrado, quienes finalmente resolvieron el problema para evitar daños mayores. (El Universal Online).