Sin estrategia, pero “equipados”, la Policía Municipal tras la salida de la Policía Michoacán

0
524
A partir del primero de diciembre próximo, si elementos de la policía municipal portan en sus uniformes la leyenda Policía Michoacán, la dependencia estará cayendo en el delito de usurpación de funciones y la alcaldesa Itzé Camacho puede ir hasta a la cárcel.

Por: César Cabrera

Tras la partida que a más tardar antes del primero de diciembre realizará la Policía Michoacán de esta región, los elementos de la Policía Municipal fueron equipados y las 11 unidades móviles con las que cuenta la corporación ya cambiaron su balizado.

El retiro de los elementos estatales obedece ante la negativa de la alcaldesa María Itzé Camacho Zapiaín -al igual que todos los presidentes municipales emanados del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)- de suscribir el Mando Único o Acuerdo de Coordinación con la administración estatal.

De ahí que, después del próximo sábado, tengan prohibido utilizar el logotipo de la Policía Michoacán y tanto los uniformes como papelería, entre otras cosas, deberán sustituirse o de lo contrario, se estaría incurriendo en una usurpación de funciones que ameritaría un arresto de la propia edil.

No obstante, la entrada en función de la policía local se da sin una estrategia definida o en su caso, sin hacerse pública y sólo bajo la premisa de que se enfocarán en la prevención del delito y evitar las conductas antisociales.

Del mismo modo, únicamente se tiene conocimiento de que los 147 elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal fueron dotados de indumentaria y de 15 cascos con cámaras de video incluidas, las cuales serán utilizadas por la unidad ciclista en esta temporada decembrina.

Cabe recordar que Lázaro Cárdenas, en los últimos años, ha formado parte de los 50 municipios más violentos del país y a su vez, de los de mayor peligro en la entidad, al grado de ser incluido en las regiones con declaratoria de Alerta de Género.

De igual forma, es de resaltar que en el primer mes de la actual administración despuntaron los homicidios, cuyas víctimas fueron desde menores de edad y mujeres, hasta un funcionario municipal y un supuesto jefe de plaza del crimen organizado.