Factores de riesgo en el reflujo gastro esofágico

0
739

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

El reflujo gastroesofágico es un fenómeno natural y presente en todos los pacientes, es ese paso de contenido del estómago al esófago, claro que debe reunir ciertos requisitos para no ser patológica como son ser mínimo y no desencadenar sintomatología.

¿Cuál sintomatología? Malestares de tipo ardor o dolor retroesternal, atrás del esternón, así como sensaciones de regurgitaciones ácidas, que son tan incómodas a los pacientes, y cuando ya se presentan este tipo de signos y síntomas, se le denominará ERGE (Enfermedad por Reflujo Gastro Esofágico), que ya es donde ese contenido alimentario, no solo da sintomatología, sino que llega a ascender por el mismo esófago hasta la faringe, los bronquios y los pulmones y llegar hasta la boca.

¿Por qué sí se presenta en algún tipo de pacientes? y ¿por qué en otros no? Esa ERGE se llega a presentar ya sea porque fallan los factores defensivos de ese esófago ante los embates del ácido o del contenido gástrico. O bien porque los factores internos del estómago son extremadamente agresivos.

En este artículo le mencionaré los factores de riesgo que se presentan y que pueden desencadenar un ERGE, y espero que le ayuden a identificar el que a usted le está ocasionando este problema.

Existe una barrera antirreflejo; esta es el EEI (Esfínter Esofágico Inferior), que es el músculo en forma de anillo, que cierra el esófago e impide el regreso del alimento del estómago al mismo esófago, este anillo muscular estará aproximadamente a una presión de 10 a 30 milímetros de mercurio, esta presión debe estar presente siempre, la disminuye la grasa, el chocolate y al deglutir, pero se cierra y debe evitar el reflujo, en ocasiones no se cierra bien y desencadena el ERGE.

Otros factores desencadenantes son la tos, el aumento de presión en el abdomen, ya sea por obesidad o por colitis, y claro el embarazo, esa distención abdominal severa, por la que podría ocasionar, por la distención abdominal importante, un reflujo, si ese EEI, está relajado o se relaja ocasionalmente desencadenará reflujo. La hernia hiatal también desencadena reflujo, una hernia hiatal, es el paso de una parte del estómago al tórax, por el orificio de entrada del esófago a la cavidad abdominal, el estómago se sube literalmente por así decirlo al tórax.

Existen los factores gástricos, que se refieren al exceso de producción de ácido por el estómago, pero no solo ácido, también pepsina, sustancias de producción en el estómago y desencadenantes de la producción de ácido en el estómago.  Retardo en el vaciamiento gástrico, tarda el estómago mucho en vaciarse y favorece un reflujo al esófago. También el reflujo desde el duodeno hacia el estómago y de este al esófago, como un reflujo alcalino por la bilis que proviene del duodeno.

Uno de los puntos más importantes que favorece el reflujo gastroesofágico es definitivamente las situaciones locales del estómago entre las que se deben mencionar la resistencia de la mucosa gástrica en la que juegan un papel primordial la capa de moco, las uniones intercelulares, los intercambios iónicos, de ácido y de potasio, el aumento o disminución del flujo sanguíneo, justamente en el estómago.

Otro punto importante es el factor de aclaramiento gástrico, todos aquellos factores que ayudan a vaciar ese ácido hacia el duodeno o yeyuno y que no se quede estacionado en el estómago, con posibilidades muy altas de regresar al esófago.

En estos factores está la peristalsis, que son los movimientos para vaciar el estómago, la salivación, siempre la cantidad de saliva sirve como antídoto al ácido y protege, y tenemos también la gravedad, sí, esa fuerza que atrae los objetos y la sustancias al centro de la tierra, aquí los procesos de la física encargados por la gravedad son fundamentales para el desarrollo del descenso del contenido alimentario hacia el flujo o dirección que debe llevar, con el objeto de evitar lo más que se pueda el reflujo gastroesofágico.

Todo esto favorece un ERGE, pero hay otros factores que debemos tomar en cuenta no menos importantes; la capacidad de un ser humano de percibir un cambio mínimo en el Ph en el esófago, y que otras personas ni lo perciben, la percepción de un reflujo no ácido, pero que lo perciba como ácido, la hipersensibilidad que pueda tener un paciente en el esófago, y las alteraciones que llegue a presentar en la motilidad esofágica, y la comorbilidad psicológica, sí, todo aquello de tipo psicológico que afecte a un paciente tal como neurosis, depresión, síndromes maniacos depresivos hasta una psicosis.

Como ve, son muchos los factores de riesgo en un paciente con ERGE. Pero aun así de difícil, debemos investigar la causa, para poder ayudar a los pacientes.

Gracias.