Huelga en el ayuntamiento se evitó con recursos de la APILAC

0
617
En sesión de cabildo se confirmó que lo que se rumoró en los últimos días, que al gobierno municipal se le vinieron los tiempos encima y no pudo conseguir un préstamo bancario por 31MDP. APILAC los salvó de que los sindicalizados estallaran la huelga.

Por: César Cabrera

El estallamiento de huelga –previsto para el pasado jueves a las dos de la tarde-, en todas las instalaciones del gobierno municipal, se evitó luego de que la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (APILAC), aceptará pagar por anticipado –y con un descuento de hasta el ocho por ciento-, el impuesto de predial del 2019.

El apunte salió a relucir ante los cuestionamientos que al inicio de la sesión de Cabildo de este viernes por la mañana, realizó el regidor por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Oscar Daniel de la Peña Carmona, sobre cuáles de los dos mecanismos autorizados por el órgano de gobierno, se hizo valer para cumplirle al Sindicato de Empleados del Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas.

Del mismo modo, le cuestionó a la alcaldesa las fechas en las que de igual forma, el resto de la plantilla laboral contará con el pago de sus prestaciones de fin de año y a su vez, de la partida que se ocupará ante ello.

Itzé Camacho Zapiaín, al momento de responder la primera interrogante, informó que el préstamo económico que por 31 millones de pesos solicitaron a una institución bancaria –hasta ahora desconocida-, no prosperó debido a que no alcanzaron a finalizar los trámites correspondientes por lo que es probable que hasta el mes de enero se cuente con el recurso.

Asimismo, dijo que otra empresa buscada, como fue ArcelorMittal, tampoco pudo adelantar su pago.

Dejando en el aire la segunda pregunta, alegando no contar con la información, invitó al regidor a visitar al tesorero, Manuel Esquivel Bejarano, a fin de atender cualquier otra duda. No obstante, el síndico, Miguel Ángel Peraldí Sotelo, recordó parte de lo que fueron las negociaciones con el gremio que dirige Humberto Soberano Ramírez.

Mencionó que por ejemplo, fue en la audiencia celebrada el pasado 19 de diciembre donde tras la petición de aplazar el segundo acercamiento y la propia huelga, el sindicato optó por romper las negociaciones y declarar agotadas las pláticas:

“El Ayuntamiento en todo momento estuvo dispuesto a negociar pero el sindicato declaró rotas las pláticas”, reiteró.

Posteriormente, en el día 20, el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA), en un hecho que calificó de histórico –derivado de una petición propia-, ordenó que aun con el estallamiento de huelga –si se hubiese dado-, los servicios prestados por el gobierno municipal, como recolección de basura, alumbrado público, limpia, entre otros, no se suspenderían por ser, según explicó, servicios de primera necesidad para el ciudadano.

“La suspensión de labores por el sindicato no debe de entorpecer los servicios de emisión a la población, toda vez que tales servicios son de primera necesidad (…) Se ordena mantener las instalaciones de la fuente de trabajo en huelga, sin que ello implique el rompimiento de la misma”, citó el funcionario al dar lectura del fallo.