¿Qué hago para no subir de peso en estas fiestas navideñas?

0
335

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Querido amigo lector, es todo un reto no solo social sino hasta mental, el llegar a estas fechas y tratar de mantenerse a dieta y sin perder el ritmo del ejercicio, es más, nos preparamos para llegar a estas fechas con uno o dos kilos abajo para recuperarlos sin remordimiento ni sentimientos de culpa.

Pero qu’e pasa, nada más alejado de esta realidad, por esto, querido amigo, aquí le pongo unos Tips que le ayudarán que al subirse a la báscula en enero no vaya a gritar por haber subido no solo esos dos o tres kilitos, sino esos 5 a 8 kilitos:

  • Trata de comer sano y con abundantes verduras y frutas antes de la navidad.
  • Trata de caminar al menos y como mínimo 20 minutos, pero si puedes más minutos mucho mejor, pero eso sí, todos los dias.
  • Toma más agua de la que realmente acostumbras.
  • No te saltes comidas, pero come menos.
  • Frutas sí cómelas, pero no abuses de ellas, cuidado con el plátano, el mango, la piña y la guanábana, son muchas calorías que no deberías consumir.
  • Cuidado con las bebidas endulzadas, llámale refrescos o aguas de sabor con abundante azúcar, sustitúyelas por agua.
  • Trata de evitar las bebidas embriagantes lo más que puedas, la cerveza es mucho lúpulo, mucha cebada y te crecerá la panza y la próstata.
  • Mejor aun pon un límite a tus bebidas alcohólicas, por ser fiestas si di salud y brinda con tu bebida favorita, pero no en exceso, marca un límite de dos unidades como máximo tres de tus bebidas favoritas.
  • Cuidado con las comidas previas a la cena, los famosos entremeses o tentempié que son altos en calorías y en vez de mejorar, empeoran las cantidades de calorías que ingieres.
  • Participa en el menú de navidad y de fin de año pensando que harán de cenar en tu familia y sugiere algo que puedas comer sin tanto remordimiento de conciencia.
  • Cuidado con los tamales, el pozole, los buñuelos, la ensalada de manzana, la ensalada de noche buena, sí cómela, pero en menor ración.
  • Trata de hacer una cena no tan abundante para evitar al máximo el famoso recalentado, que no solo te hará subir más peso, sino que dificultará tu digestión.
  • No te quedes con antojos, si todo el año has planeado comer lo que acostumbras, bacalao, romeritos, pavo, pierna, tamales, pozole, pollo adobado, cómelo, no te prives, pero por favor raciónalo a una cantidad normal y adecuada no exagerada.
  • Entiende a tu cuerpo si estás deprimido o estás con cierto grado de tristeza, trata de que eso no sea motivo para comer más o para auto flagelarte comiendo más de lo que realmente necesitas.
  • Se trata de convivir, agradecer que están juntos, vivos y sanos, no se trata de ver quién come más y a ver quién bebe más alcohol, disfruta con tu familia, no la sufran en familia.
  • Ya está el convivio, sírvete una sola vez, suficiente para que no repitas hasta tres o cuatro veces el platillo, tu hígado, tu páncreas y tu cuerpo te lo agradecerán.
  • Si puedes, sirve algunos vegetales alrededor de tu plato como guarnición, para evitar que comas en exageración.
  • Piensa lo que estás comiendo, no comas sin pensar y menos sin darte cuenta de lo que estás comiendo, llegará el momento que tú mismo te asombrarás de todo lo que te comiste, aun sin darte cuenta, evítalo, no llegues a eso.
  • Pon tu mente en claro que no deberás comer más de lo que ya has planeado, mejor un poco de hambre que mucho remordimiento, y peor aun puedes llegar a enfermar, no solo es la subida de peso.
  • No busques soluciones mágicas como ir a vomitar o laxarte para que pase rápido esa comida. Te cuento que en la época de los romanos en sus fiestas llamadas Bacanales, en honor al Dios Baco, el dios del alcohol, se comía y se bebía totalmente en exceso, de ahí el nombre de bacanales, y los presentes al estar ya muy llenos, aquí sí cabe el estar lleno, iban a un lugar específico del salón, para vomitar, se metían una pluma de ave por la boca hasta generar el vómito, descansaban y se regresaban a seguir, diríamos ahora una bulimia perdonada. Hoy día sabemos que esto es una desviación de la salud.
  • Trata de comer despacio, se dice que son 10 masticadas para deglutir un alimento, tal vez sean menos, pero no corras al comer, come despacio y tranquilo.
  • Toma los alimentos con menos sal que lo acostumbrado.
  • El postre es el que más calorías nos proporciona, come poco o mejor aún no lo comas. Sí es riquísimo, pero es también peligrosísimo.
  • Evita el ayuno prolongado, te lo agradecerá tu metabolismo al acelerarlo y te lo agradecerá también tu mucosa gástrica con inflamación severa, que se genera por la producción de ácido gástrico sin actividad alimentaria.

Como ves, no es fácil, es más bien difícil, pero no imposible, pero sí difícil, repito, convive con tu gente, se parte del festejo, disfruta el estar con tu familia, pero no pongas en peligro tu vida con una intoxicación alimentaria o etílica, subir de peso y llegar incluso hasta una congestión alimentaria caracterizada por una pancreatitis. Y terminen el festejo en una sala de urgencias de algún hospital, recuerda que no hay médicos, todos o casi todos están festejando.

Pásala superbién y diviértete, recuerda que tu salud es lo primero.

Gracias.