Diversidad sexual ¿qué tan tolerante eres?

0
254

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

La tolerancia debería ser en los momentos actuales uno de los valores humanos más importantes y más común, ya que “nuestros ojos verán cosas y situaciones que antes, aunque estuvieran ahí no veíamos” y con ese cambio en el pensamiento, tolerar todas las creencias, las razas, las culturas, las ideologías, los oficios, las características sociales, las formas de vestir, las formas de hablar y aquí también entran las preferencias sexuales.

Como ve, querido lector, son una serie de factores de tipo ideológico que le dan esa diversidad a las sociedades, y que las hacen únicas, siendo como individuos parte de esa sociedad, estas características se deben fortalecer cada día, pero ahí es donde surge la pregunta que le planteo: ¿Qué tan tolerante es usted?

¿No le enfurece o le enoja ver a alguien que se acerca a usted vestido diferente, de raza diferente o un travesti? Si siente feo o no lo tolera, mi amigo, disculpe que se lo diga; -usted es un intolerante- sí, intolerante.

Y me podrá decir -es que no lo aguanto-, esto le hace intolerante, y lo que es peor aún para usted, los cambios en esta sociedad se están dando exponencialmente, o sea, rápido, son muchos y varios, lo que hace que en ocasiones ni los perciba o peor aun no se dé cuenta que ya están ahi y le pongo un ejemplo, el celular, al principio los llamábamos caros y difíciles de manejar, eran intolerables por el precio, el costo y la accesibilidad, pero con el tiempo, más rápido de lo imaginable, han sido literalmente indispensables para la vida diaria, es más, no hacer tu vida sin un celular actualmente.

Así como los celulares, aparecieron de todo tipo, color, marca y estilo; así la sociedad se irá diversificando y si no amplías tu criterio para tolerar, el único que sufrirá será usted.

Los cambios se van a dar, con usted, sin usted y a pesar de usted, y si es intolerante usted la sufrirá mucho, y debe aprender a aceptar esa diversidad para fortalecer su carácter, y lo mejor de todo es que se logre integrar a la comunidad que es la suya y así fomentar el respeto a los demás individuos que conviven con usted en esta sociedad, logrando un equilibrio sano y un estado social aceptable para todos, pero más para el desarrollo completo de esta sociedad que es en la que vive.

Sociedades cerradas como las Michoacanas, Guerrerenses, Zacatecanas, se han tenido que ir abriendo a la tolerancia, el ejemplo más fehaciente que tenemos es con las comunidades LGTBI, que son las comunidades Lésbico, Gay, Transexual, Bisexual e Intersexual, que pese a todo se han ido ganado poco a poco y con mucha dificultad esa tolerancia que la sociedad por años les ha negado. Logrando un reconocimiento a su identidad y establecer sus derechos, derechos que les habían sido negados por sus preferencias sexuales.

Y no tiene que ver con jurisprudencia ni sus derechos como humanos, sino que se basan en el simple hecho de su reconocimiento en su identidad y el respeto a su preferencia sexual, así como a los que profesan una religión distinta a la nuestra, incluso a los que tienen capacidades físicas diferentes.

Usted debe tener un rasgo, que por alguna razón a la sociedad donde vive no pudiera ser aceptado, nadie mejor que usted lo sabe y puede ser gordo, feo, tomador, ruidoso, escandaloso, grosero, fumador, peleonero, en fin, un sinnúmero de probabilidades y que para la sociedad lo tolera, lo acepta y lo deja vivir entre esa sociedad, la pregunta entra aquí: ¿por qué no acepta usted a quienes no piensan o hacen lo que usted hace? eso se llama intolerancia, y para ser tolerantes debes contar con cierto grado de educación, cultura y posibilidades de cambio, y si no las tienes va a sufrir mucho.

Nos lo han dicho no una sola vez, miles de veces, incluso Juárez, en una de sus frases célebres: “El respeto al derecho ajeno es la paz”, y todavía recalca “entre los individuos como entre las naciones”.

Incluso en el año del 2006, en Yogyakarta, Indonesia, del 6 al 9 de noviembre, tomando como base la educación, fomentando el respeto a las diferentes maneras de pensar, percibir y vivir en el mundo, se propusieron los principios de Yogyakarta, conjunto de principios sobre la aplicación de la legislación internacional de los derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género.

Principios recogidos en las cartas sobre derechos que vienen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, con 29 principios básicos, dándole un enfoque de respeto y tolerancia a la orientación e identidad de género, con el objeto de brindar todo el respeto a las personas que piensan distinto en relación con su identidad sexual y de género.

Es cierto que, en ese grupo de Yogyakarta, no había representantes mexicanos que avalaran estas decisiones por nosotros, pero son mundiales y tenemos que respetarlas.

Existiendo un respeto mutuo, yo los respeto que ellos me respeten a mí. Se ve fácil, se ve que la comunidad mundial actual lo vería con más naturalidad y sobre todo entendimiento, pero no, aun existen muchas barreras que han hecho que estos grupos se vean aun segregados, afortunadamente se han ido integrando más a una sociedad más envolvente, realmente más sociedad.

Gracias.