José Ángel Villarino deja buenas cuentas en la CMIC

0
482
José Ángel Villarino Parra, hasta ayer dirigente de la CMIC Lázaro Cárdenas, durante la entrevista con este diario.

Por Rafael Rivera Millán

Luego de haber recibido una delegación de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en donde sus socios pocas oportunidades tenían de obtener obras tanto del sector gobierno como de la iniciativa privada, pues constructores foráneos llegaban a esta región a desplazarlos, a dos años de estar al frente de la CMIC, José Ángel Villarino Parra, señaló su satisfacción de dejar una cámara bien fortalecida, donde la mayoría de sus socios tuvieron oportunidad de hacer obra, sobre todo en el 2018, que calificó de muy bueno para el sector.

En entrevista en el despacho de su empresa, pues ayer terminó su gestión como dirigente de los constructores que este jueves eligen a su nueva mesa directiva, dijo sentirse satisfecho de su labor, pues durante los últimos dos años “se pudo abrir las puertas de dependencias del estado y federal, así como de organismos e instituciones y la iniciativa privada, con quienes no se había tenido contacto directo, sobre con el doctor José de Jesús Orozco, quien también por cierto ya fue relevado como director general de APILAC, de quien dice, siempre les echó la mano, dando obra para la mayoría de los afiliados a la CMIC delegación Lázaro Cárdenas.

Expresó que por todo ello, el 2018 fue un año donde hubo bastante trabajo para todos los constructores locales, ya que ArcelorMittal con la rehabilitación del Alto Horno y el inicio de la construcción de su planta laminadora, trabajos que todavía habrán de durar casi tres años más, además de la APILAC, Fertinal y la CFE con los contratos que hubo para la carboeléctrica de Petacalco, siempre hubo chamba, puntualizó.

Por ello insistió que no se podía quejar de que no hubo obra, a pesar de que algunas empresas han seguido llegando de fuera ya con la obra etiquetada, pero también la nueva administración municipal tuvo a bien acudir a la cámara para depositar en los constructores varias obras, mismas que fueron sorteadas entre los agremiados, para su ejecución.

Resaltó que en el tiempo que estuvo al frente de la CMIC le tocó suscribir el convenio con el gobierno del estado, para dar prioridad a constructores locales en las obras que en la región ha ejecutado la administración estatal, al igual que con Conagua, CFE y Fertinal, además de la APILAC para estar laborando con ellos, por lo que dijo, queda abierta la puerta para continuar también con los cursos de capacitación para la industria a través de la CMIC.

Mencionó finalmente que aun y cuando no se ha visto nada firme con lo de la Zona Económica Especial, el panorama que se presente para el 2019 es halagador, pues se espera que haya mucho trabajo, con la obra del laminador de ArcelorMittal, “que no nos suelta, además de que en la API y en la Termoeléctrica sigue habiendo trabajo”, concluyó.