EL AYUNTAMIENTO NO DEBE CONDUCIRSE COMO UNA COSA NOSTRA: SÍNDICO PERALDÍ

0
1151
Durante la sesión ordinaria de cabildo del día de ayer, el síndico Miguel Ángel Peraldí Sotelo, dio a conocer una serie de anomalías y por ello no aprobó el informe del cuarto trimestre del 2018.

* Pese a que funcionarios de varias áreas no le quisieron proporcionar información, detectó muchas inconsistencias graves, entre otras, varios aviadores, y por eso no aprobó el informe del cuarto trimestre del 2018.

Por Rafael Rivera Millán

Durante la sesión de cabildo celebrada ayer lunes en un salón privado de conocido restaurante de mariscos de este puerto, por continuar la toma de la alcaldía por parte de maestros de la CNTE, se puso a discusión y aprobación en su caso, como lo fue por mayoría de votos, el Cuarto Informe Trimestral del 2018, correspondiente a los meses de octubre a diciembre a cargo de la actual administración de mayoría Morenista, el Síndico Municipal Miguel Ángel Peraldí Sotelo, dijo a los 10 de los 12 regidores ahí presentes además de la alcaldesa María Itzé Camacho Zapiain que recapacitaran, que ya el ayuntamiento no puede seguir siendo conducido como una especie de Cosa Nostra.

No puede ser dijo, que los funcionarios municipales se conduzcan con cinismo, negligencia y opacidad en el manejo de los recursos públicos y sobre todo que le nieguen información al síndico, con argumentos pueriles.

Antes de iniciar con las observaciones de la cuenta antes referida, manifestó que no contó con la colaboración ni apoyo del Tesorero Municipal, Manuel Esquivel Bejarano, mucho menos de la Oficial Mayor, Leticia Alejandre Palma, tampoco de Servando Jaimez Gómez, en su momento jefe del departamento de Reglamentos, ni de Yesica Manzanares titular de la oficina de protocolo y logística.

En el caso del entonces Jefe de Reglamentos, Servando Jaimez Gómez, encontró en el censo ordenado por la sindicatura, hasta el día 29 de noviembre de 2018, 188 negocios de giro rojo sin licencia municipal de funcionamiento, pero laborando incluso hasta altas horas de la noche. Cabe hacer la aclaración dijo Peraldí Sotelo, de que esa anomalía representa un detrimento grave en las finanzas municipales, ya que ciento ochenta y ocho negocios de giro rojo no han pagado los derechos correspondientes a la expedición de las licencias municipales.

En el caso de la Tesorería Municipal, el síndico Peraldí dio a conocer que encontró las siguientes anomalías:

1.- A pesar de que se timbra la nómina municipal, en el mes de septiembre de 2018, no se timbró a 69 trabajadores registrados en la nómina.

2.- A pesar de que se descuenta a los trabajadores y empleados de confianza del ayuntamiento y de base el impuesto sobre la renta de forma quincenal, no se ha pagado con puntualidad a la autoridad hacendaria, esto es, el último pago registrado es en el mes de septiembre de 2018, por lo que no se ha pagado a Hacienda los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2018 y lo que va de enero de 2019 y lo grave del asunto es que ese dinero se descuenta a los trabajadores de forma inmediata al momento del pago de la nómina. Lo anterior sin que sea óbice que se tiene conocimiento de adeudos desde el año de 2016.

En el caso del Ramo 33 Fondo II, comentó que hay una serie de anomalías o inconsistentes, como el hecho de que muchas obras están paradas, otras inconclusas y otras en que aparentemente se reportaron como terminados y ni siquiera se han iniciado, por lo que demandó de Obras Públicas y Tesorería Municipal que no se pague a los contratistas dichas obras hasta no aclarar su situación. En su intervención enumeró una serie de obras y lugares que aquí sería muy extenso darlas a conocer, pero que representan un momento de casi 36 millones de pesos que deben ser analizadas.

Dio a conocer, y de lo cual tenemos copia, que en lo que se refiere a la Oficialía Mayor, aun cuando se le negó la información que solicitó, descubrió que se ha estado pagando a gente que realmente no está laborando, esto es, son aviadores, o bien que a un determinado número de trabajadores, que sí están laborando, no se les ha dado de alta en el IMSS, lo cual es grave, o de que también a unos se les paga más de lo debido.

En este espacio nos reservamos citar los nombres, pero el síndico municipal denunció que tres funcionarios de buen nivel, tienen reportado en el presupuesto, sobre todo uno de ellos 800 pesos como salario diario, pero que en realidad se le ha estado pagando la cantidad de 2,882 pesos diarios, además de que tres altos funcionarios están cotizando en el IMSS con salarios muy bajos a los que realmente perciben.

Finalmente denunció que en la Coordinación de Fomento Deportivo, a cargo de la C. Reina Sibaja López, se encontró que la titular maneja a discreción los ingresos de las albercas de la unidad deportiva de Lázaro Cárdenas, y Guacamayas, sin expedir boletos de entrada, a pesar de que le fueron entregados. No ha rendido cuentas de lo recaudado desde el mes de septiembre a la fecha. Además, el Ayuntamiento paga indebidamente el consumo de energía eléctrica de 7 oficinas diversas de la Secretaria de Educación Pública y/o Secretaria de Educación del estado, que se encuentran en la Unidad Deportiva Municipal.