Quemaduras. Porcentajes

0
185

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Muy de moda hablar del porcentaje de quemaduras que sufre un ser humano, les explico aquí cómo hacemos los porcentajes al llegar un quemado a urgencias; se reparte por porcentajes, y se le llama la regla de los 9, donde la cabeza y el cuello corresponden al 9 %, un brazo anterior 4.5 %, posterior 4.5 %, ambos lados de un brazo 9 %, Tronco equivale a tórax y abdomen anterior 18 % y el tronco posterior otro 18%, considerando tórax y abdomen, una pierna 9 % en la parte anterior y en la posterior otro 9%, una pierna equivaldría en su totalidad quemada un 18 %, y el área de genitales 1 %.

Así, al llegar un paciente quemado a un servicio de urgencias se estabiliza, se canaliza con soluciones y se da un aproximado del porcentaje de la quemadura que presenta ese cuerpo humano, y el porcentaje de quemadura hablará de lo grave que se encuentra este paciente.

Tenemos que un paciente con una superficie de quemadura del 20 %, tendrá un mejor pronóstico de curación y evolución adecuada, a corto o mediano plazo, pero un paciente con una superficie corporal quemada del 80 % es un paciente muy grave, con muy pocas probabilidades de sobrevivir.

Clasificamos inmediatamente en el área de urgencias que un paciente que llega hasta un 60 % de superficie corporal quemada tendrá muy pocas probabilidades de sobrevivir, ya que la superficie quemada es muy extensa, recordarle, querido lector, que la piel es el órgano más grande del cuerpo y que si no lo tenemos estamos completamente desprovistos de toda protección al exterior y saldrán fácilmente litros y litros de sustancias líquidas que deberían quedarse en el cuerpo, de ahí su gravedad, y si a esto le aunamos que se puede infectar, la situación se torna crítica.

Se habla también del grado de quemadura, de primer grado sería como la quemadura que nos hace el sol, ligeramente quemada por ir a nadar, el porcentaje será en cuello, tórax y abdomen no rebasa 25 %, arde mucho pero no tiene pérdidas por ser una quemadura literalmente superficial, pero puede ser de segundo grado, el segundo grado se divide en dos; superficial que solo quema la piel y la dermis y lo detectamos porque hay sangrado como puntilleo claro y la quemadura de segundo grado profunda es cuando el sangrado es ya muy aparente y más profundo hasta la dermis completa, y tenemos el tercer grado ya con carbonización de piel, músculo y puede llegar a lesionar los huesos.

El hecho de tocar este tema, querido amigo, es para que entendamos y nos demos cuenta de la magnitud de lo que sufrieron los 114 personas que fallecieron en la explosión del gaseoducto, y que recibieron las quemaduras de distintos grados y como al inicio fueron aproximadamente 50 las personas quemadas, pero como el número de defunciones fue aumentando y fue ascendiendo cada día hasta llegar a 114, hoy día.

¿Por qué? Por el porcentaje, el grado y la profundidad de las quemaduras.

Hoy día existen ya protocolos muy bien establecidos en los servicios de urgencias de todos los hospitales, de cómo recibir a un paciente con este tipo de quemaduras, es totalmente distinto a otro tipo de pacientes en su recepción, y cómo se debe canalizar y cómo debe ser pasado a una unidad de quemados, donde todo, absolutamente todo, es estéril y el personal que se encuentra ahí está perfectamente capacitado para resolver los problemas de salud de ese paciente.

En la forma en que se dio el accidente, ya lo comentamos la zona cero, las personas que estaban cerca literalmente desaparecieron, por la onda de calor tan intensa, los que estaban retirados, no mayor a 5 a 10 metros, eran los candidatos a quemaduras de segundo grado profundo y superficial y algunas de hasta 3er. grado, pero en porcentajes arriba del 70 %, con desaparición de su ropa o bien se les queda pegada en las lesiones, las personas que estaban a 10 a 30 metros son las que pudieran tener posibilidades de vivir con una superficie corporal del 60 %, y se puede manejar en una clínica de segundo nivel. Y después de los 30 metros quemaduras de primer grado con áreas no mayores al 18 % de resolución fácil.

¿Por qué es importante clasificarlos? Por el tratamiento y verificar cuál paciente tiene altas probabilidades de sobrevivir y poder brindarle la posibilidad de recibir atención inmediata y de mejor calidad, de aquí que se valore y se puede enviar, hasta Galveston, sobre todo a niños, que aunque varía un poco los porcentajes en relación al adulto andan muy cerca, y así tenemos que hasta en un 70 % a un 90 % de superficie corporal quemada se podrán tramitar ser recibidos en el hospital de quemados de Galveston.

En la ciudad de Mexico, por parte del Departamento del Distrito Federal el área de quemados está en el Hospital de Xoco, sobre todo niños, y para adultos en CME 20 de Noviembre, del ISSSTE y Lomas Verdes y Magdalena de las Salinas, del IMSS, como áreas de choque fuertemente preparadas para quemados, ahí deben ser enviados los porcentajes más altos de quemaduras.

Y en cuanto al pronóstico, se habla que arriba del 60 % de superficie corporal quemada, la posibilidad de vivir es muy difícil, se habla de una mortalidad de hasta un 80 %, y entre más sube el porcentaje de quemadura, más subirá el porcentaje de posibilidad de muerte.

Ahora ya entenderá, querido lector, por qué se habla de porcentajes de quemaduras y lo grave que son estas y la cantidad de muertos que cobra una quemadura de este gran tamaño.

Gracias.