APILAC minimiza daños por el bloqueo a las vías; el puerto estuvo trabajando todo el tiempo: RACA

0
675
Raúl Antonio Correa Arenas, (penúltimo de izquierda a derecha), durante su primera conferencia de prensa como director de la APILAC.

Por Rafael Rivera Millán

Luego de que diversas agrupaciones de cámaras empresariales y de organizaciones navieras que mueven mercancía contenerizada y otro tipo de carga y productos por el puerto michoacano estuvieran señalando en los medios de comunicación a nivel nacional, que el bloqueo a las vías del ferrocarril por maestros de la CNTE, estaba generando pérdidas de hasta mil 500 millones de pesos diarios, y se corría el riesgo de que muchas industrias entraran en paro por la falta de insumos, el nuevo director de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas, Raúl Antonio Correa Arenas, minimizó el hecho.

Ayer en conferencia de prensa, a 7 días de que tomó posesión del cargo, y en su primer contacto con los medios de comunicación, afirmó que en lo que se refiere al puerto, aunque el movimiento sí genero de alguna manera una imagen negativa hacia el exterior, el puerto no resintió ningún daño económico, puesto que todas las terminales estuvieron y siguen trabajando en forma normal.

Se cuenta dijo, con una amplia infraestructura para el almacenamiento de la carga, sobre todo la contenerizada, y a que también se ha estado desalojando la misma, poniendo como ejemplo que en tiempos normales el ferrocarril se lleva el 60 por ciento de la carga y el transporte terrestre el 40 por ciento, pero que en estos días por esta última modalidad se ha estado movilizando el 70 por ciento de la carga, que por cierto al cierre del 2018 por el puerto michoacano se manejó 31 millones 184 mil 989 toneladas de mercancías y productos, lo que representó un incremento del 5 por ciento en relación a los 29 millones 791 mil 045 toneladas operadas durante el año de 2017. Al cierre de este año que ayer concluyó su primer mes, se estima operar poco más de 33 millones de toneladas.

Al insistírsele que diera cifras de la afectación por el bloqueo a las vías del ferrocarril, el director de la APILAC se concretó a reiterar que el puerto no se detuvo, que siguió y sigue trabajando, movilizando la carga a través del autotransporte terrestre, y que aunque no tenía el dato concreto, estimó que el conflicto hizo que unos dos mil contenedores se quedaran varados al interior del Recinto Portuario, pero que ya se estaba trabajando en la logística con Kansas, para que se puedan desalojar pronto, tal vez realizando jornadas o corridas extras.

Finalmente admitió que tal vez haya algunas penalizaciones a las empresas por no haber recibido a tiempo los insumos para elaborar sus productos que van a sus clientes finales. Asimismo dijo ignorar si se han presentado o se vayan a presentar denuncias de tipo penal en contra de los maestros por esta situación, dando a entender que por lo que hace a la APILAC no se presentará ninguna.