ALCALDESA PONE EN GRAVE RIESGO DE INDEFENSIÓN AL MUNICIPIO: MAPS

0
629
Miguel Ángel Peraldí Sotelo, denunció que continúan las represalias en contra de personal a su mando. Ahora no solo no les pagaron sus prestaciones laborales del año pasado, sino que los dieron de baja de la administración municipal.

* Itzé está equivocada o sus asesores, si piensan que el ayuntamiento de LC va a funcionar sin la figura del síndico: Miguel A. Peraldí.

Por Rafael Rivera Millán

Por mutuo propio o aconsejada por sus asesores, la alcaldesa Itzé Camacho Zapiain, está metiendo en serios problemas legales al ayuntamiento de Lázaro Cárdenas, al estar restringiendo el uso de las facultades a la sindicatura municipal, situación que dijo su titular, Miguel Ángel Peraldí Sotelo, se notificará al Cabildo en la próxima sesión, como el hecho de que personas que no pertenecen al Jurídico o a la administración municipal, han estado notificando al propio director del Jurídico, José Luis Farías así como a otros dos abogados de la sindicatura, que ya estaban despedidos.

Esto es ilegal, precisó el síndico en entrevista, ya que José Luis Farías y otros dos abogados son quienes por otorgamiento del poder respectivo que él les otorgó, fungían como apoderados legales del ayuntamiento y ahora al despedirles de manera injustificada, por el enojo de la alcaldesa a las observaciones que Peraldí Sotelo hizo a la cuenta del cuarto trimestre fiscal del 2018, se deja sin esa representación al municipio y se corre el riesgo de que no se atiendan más de 300 juicios laborales y un sin número de demandas penales y civiles que existen, y se pierdan con el consecuente detrimento de las arcas municipales, “porque yo como síndico y representante legal del gobierno municipal no puedo estar en todas partes, al mismo tiempo”, puntualizó.

Si ella (la alcaldesa) o sus asesores piensan que con eso me van a hacer enojar o me van a hacer daño, están equivocados, porque el daño se lo están haciendo a la administración municipal porque la falta de apoderados legales va a repercutir en el trabajo del ayuntamiento, insistió el síndico municipal.

Ejemplificó que la presidente municipal no se puede amputar el brazo derecho. “Si cree que va a funcionar el ayuntamiento sin el síndico está bien equivocada y si sus asesores le dijeron que puede hacer todo sin la presencia del síndico, también están bien equivocados”, recalcó.

Al preguntarle que de continuar con esta serie de problemas, qué es lo que le deparaba a la administración municipal y a la propia ciudadanía, el síndico contestó que “observaciones y más observaciones, (de la autoridad competente) porque la sindicatura es una figura trascendental en la administración pública, es una especie de contrapeso, donde los síndicos que saben ejercer sus funciones, hacen o ponen un límite probablemente a las facultades del presidente en turno o a los descuidos no solo del alcalde, sino de toda la administración. El síndico en uso de sus facultades hace lo que yo hice, observaciones a la cuenta pública para que se corrijan, no para otra cosa”, precisó.

Por ello recalcó que en su momento, la Auditoría Superior de Michoacán o a quien le corresponda, habrá de hacer las observaciones y las sanciones correspondientes, que además de multas personales, también serán en detrimento del erario público, porque ha habido varios contratos de prestación de servicios que él no firmó por considerar que no procedían, pero que aún así se autorizó su pago.

Esto apuntó, puede tener remedio si de verdad como pidió la regidora del PRI Guadalupe Chan Panti, síndico, alcaldesa y regidores se sientan a dialogar. “Ella propuso eso y entonces estoy esperando la respuesta para ver cuándo nos reunimos, por supuesto que estoy en la mejor disposición de que este y otros temas se arreglen, pero el asunto de las prestaciones de los empleados de la sindicatura y del Jurídico no se negocian, se le tienen que pagar su fondo de ahorro, aguinaldo y salarios, pero en cambio de ello, les notifican, de manera ilegal, que ya están dados de baja”.

E insistió en que la alcaldesa en lugar de querer remediar las cosas, está vulnerando los derechos de los trabajadores, al negarle sus prestaciones laborales y todavía más, toma represalias por un trabajo que hicieron, que a final de cuentas, el responsable de las observaciones que se hicieron a la cuenta trimestral es él como síndico.

Expresó no tener el dato de cuánto podría ser el daño económico a las arcas municipales, si esos más de 300 juicios laborales, además de las demandas penales y civiles se pierden, por no poder ser atendidos, ya que al haberse dado de baja, por indicaciones de la alcaldesa a los tres abogados que tienen el carácter de apoderados legales del ayuntamiento, de acuerdo a las facultades que como síndico y de acuerdo a la ley, les otorgó, no hay quien con esa personalidad defienda legalmente a la actual administración.

Y él como síndico es imposible que esté al mismo tiempo en varios lugares, recordando que tan solo hay asuntos civiles por varios millones de pesos que se están reclamando al municipio y que no se están atendiendo, por el despido del personal del Jurídico. Además dijo, falta todavía, por el cúmulo de trabajo que tiene el Tribunal Laboral del Estado, que lleguen al ayuntamiento más de cien demandas que han interpuesto los trabajadores despedidos de septiembre del 2018 a la fecha, concluyó.