Piden al presidente liberar al ex alcalde de Iguala preso por Ayotzinapa

0
56
A su paso por la autopista Iguala-Cuernavaca, familiares del ex alcalde de Iguala implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, solicitaron al presidente AMLO, la revisión de su caso.

Iguala, Gro., 7 de febrero de 2019.- Previo a la llegada del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, al menos cinco protestas lo esperaban en la caseta 3 de la vía Iguala-Cuernavaca para entregarle escritos de sus peticiones; entre estas resaltó la de familiares y amigos del ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa María de los Ángeles Pineda, quienes se refirieron a ellos como presos políticos.

Fue al menos un centenar de personas que de desplegó con lonas y cartulinas en las que demandaban la libertad del ex alcalde, preso desde hace más de cuatro años, implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014.

En la protesta estaba la hija del ex alcalde perredista, Yazareth Liz Abarca Pineda, quien consideró que su familia fue víctima de una injusticia, además de que se le violaron sus derechos humanos, el debido proceso, y se les han negado amparos solicitados.

Explicó que no buscan ningún beneficio o privilegio, sólo que se revise su caso a profundidad, y que la familia tenga la certeza de que hay justicia.

“Mi familia, mis padres, somos personas honorables, de verdad son personas de grandes valores, todos nos conocen, ellos jamás le harían daño a nadie”, dijo.

Informó que tras el caso su familia ha sufrido ataques discriminatorios y de criminalización, lo que les ha impedido hacer sus vidas normales, aunque también ha habido personas de quienes han recibido apoyo y solidaridad.

También celebró la creación de la Comisión Especial para el Caso Ayotzinapa pues con ello, dijo, se sabrá la verdad.

Cuando el presidente cruzó por la caseta, en medio del tumulto de manifestantes lograron entregar un documento. Entre las protestas estuvieron jubilados y pensionados de los municipios de la zona Norte, quienes reclamaron el pago del seguro de retiro y de la Cesantía en Edad Avanzada, además denunciaron una serie de irregularidades al interior de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).