Conmemoran el CXCVIII aniversario del Día de la Bandera

0
943
El Vicealmirante Rubén Alfonso Vargas Suárez, comandante de la Décima Zona Naval, fue el encargado de prender fuego a la antigua bandera de edificio del ayuntamiento local, que ayer fue sustituida por una nueva y la anterior incinerada, en la ceremonia pública y solemne que se llevó a cabo ayer aquí en la explanada municipal.

Por: César Cabrera

Con la declamación de poemas, incineración de bandera, toma de protesta y entrega de nueva enseña tricolor, fue como se conmemoró el CXCVIII aniversario del Día de la Bandera ayer aquí en el puerto michoacano.

En una ceremonia desarrollada en la explanada Municipal, a la que asistieron autoridades civiles, navales, militares, entre otros, la alcaldesa María Itzé Camacho Zapiaín hizo mención de la importancia del lábaro patrio, ya que va más allá de ser un estandarte.

Según dijo, es la proyección gráfica de lo que expresamos como sociedad mexicana.

“La bandera simboliza nuestra independencia, nuestro honor, nuestras instituciones, nuestra integridad y nuestro territorio. En la bandera estamos representados todos, están representados nuestras luchas, nuestros ideales, nuestros valores y nuestra identidad”, afirmó.

Tras su mensaje, el comandante de la Décima Zona Naval, Rubén Alfonso Vargas Suárez, tomó protesta a la edil y posteriormente le hizo entrega de una bandera de edificio, esto luego de llevar a cabo la ceremonia de incineración de la anterior bandera, bajo lo establecido en el artículo 54 BIS de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y los Himnos Nacionales, en la que intervino personal del 82 Batallón de Infantería y de la Décima Zona Naval.

Acto seguido, la presidente municipal les tomó protesta a los cerca de 15 institutos de educación básica que a partir de ahora, asumieron el compromiso de custodiar la enseña nacional que les fue entregada de manos de elementos del Ejército y la Semar.

Cabe señalar que durante más de una hora, niños de preescolar permanecieron formados en la explanada municipal, quizás algunos sin desayunar, pues antes del inicio de la ceremonia, hubo un ensayo, con ellos ya ahí presentes, lo que provocó que varios de ellos se desvanecieran.