Rabia

0
436

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

La rabia es una enfermedad viral, que en más del 90 % de los casos es transmitida por perros domésticos, perros callejeros o caninos en el abandono, por no tener la responsabilidad los dueños y los gobiernos de erradicar ese problema de vacunar a esos animales en contra de la rabia, y sabemos que una vez manifestada la enfermedad en un ser humano esta enfermedad es mortal.

La rabia es transmitida por arañazos y al lamer a sus dueños, pero la causa más común es por mordeduras, se ha creado un grupo de <Unidos contra la Rabia>, organizado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otros grupos que elaboran estrategias para que en el año 2030 no haya ninguna muerte humana desencadenada por la rabia, promoviendo vacunaciones a todo nivel para los caninos y el cuidado adecuado de esos animales ahí, sobre todo en sociedades como la nuestra, donde existen tantos perros callejeros, el problema se agrava.

Ahí es donde las diferentes asociaciones trabajan en vacunar a todos los perros incluso los callejeros y al evitar las mordeduras disminuirán las muertes por esta enfermedad totalmente factible de control, considerar que hasta el 40 % de las personas mordidas por un perro son niños, si llegaran a ser mordidos por un perro es vital el aseo de esa mordida con agua y con jabón, ya que el virus es muy inestable y fácilmente se muere.

Se incrementarán los cuidados y las vacunaciones sobre todo en Asia y África que es donde más casos existen de rabia, los animales se deben vacunar contra la rabia y si un ser humano es mordido por un animal dudoso, se deberá también de vacunar también para evitar que presente la enfermedad, se tiene el conocimiento que mas de 15 millones de personas se inyecten día a día, para prevenir la rabia.

Si sabemos que más del 90 % de la rabia en el mundo es transmitida por los perros la estrategia es vacunar en todo el mundo a los perros con el objeto de tratar de erradicar esta enfermedad de la faz de la tierra, con orden y con disciplina sí se logrará.

Las asociaciones lo basan en la educación en la conducta hacia los perros en vacunarlos, en prevenir las mordeduras, y tener cuidado con los animalitos, sobre todo en cuidado con los niños y ancianos, y su convivencia adecuada, donde tiene un valor fundamental la inmunización preventiva en el animal y en el humano en caso de ser necesario, incluso se pueden usar como inmunización anterior, en trabajadores de laboratorios, rastros o que convivan con animales de la calle.

Los síntomas de un paciente con rabia iniciarán desde una semana después de haber sido mordido, iniciará con fiebre, dolor muscular y con partes del cuerpo dormidas (parestesias), hormigueo y comezón en el cuerpo de una manera inusual, con una inflamación a nivel central en el cerebro, aumentando la inflamación sobre el cerebro en la médula y es tanta la compresión a ese nivel que llega a generar la muerte de ese paciente, con un ataque al sistema nervioso central grave.

Se presenta la rabia de dos maneras, la rabia furiosa donde se agita mucho el paciente y queda en una hiperactividad que es característica de esta enfermedad, pero hay otra forma de presentación que es la rabia paralítica que hace que el paciente esté totalmente inactivo, pero igual acaban muriendo.

Y los signos específicos es la hidrofobia, de donde toma su nombre, o la aerofobia, y el diagnóstico definitivo será con estudios del SNC, pero lo más importante es pensarla con el antecedente de mordedura de perro, o algún animal, en América el murciélago es muy común que lo transmita, los perros los transmiten; en un 99% de los casos son los perros.

La profilaxis postesposición es evitar que el virus entre al SNC, limpiando la herida perfectamente con agua y jabón, sobre todo en el momento casi inmediato de la mordida, vacunar en forma antirrábica a esos pacientes, aplicar inmunoglobulina antirrábica.

Por los tipos de contacto se clasifican en tres tipos:

1.- Tocó a un animal con rabia o bien lo lamió, pero con la piel intacta.

Tipo 2, mordida o arañazo, con exposición leve de la piel, requiere aseo de la herida exhausto y vacunación inmediata.

Tipo 3, es una herida con área cruenta amplia por mordedura o arañazos, sobre piel abierta y contacto con saliva y baba del animal, que requiere aseo rápido del área con agua y jabón y la aplicación de las vacunas antirrábicas y la inmunoglobulina antirrábica en manera urgente, se deberá tener en cuenta si el animal agresor tiene rabia, el àrea geográfica donde lo mordió, la superficie del cuerpo mordida, la conducta del animal y si supone que no está vacunado el animal.

Se manejará disminuir la rabia en humanos si se disminuye la rabia en caninos, si el perro es callejero y se desconoce se debe vacunar al paciente ante la duda, y si es dudoso y tiene al animal deberá sacrificarlo para su estudio neurológico, al concluir que el animal no tenía rabia el tratamiento se descarta, muchas asociaciones se unen para erradicar la rabia de la faz de la tierra.

Gracias.