Tromboflebitis

0
168

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Trombo= coágulo y Flebos= venas. Un coágulo en una vena, generalmente de las piernas, y la terminación itis refleja inflamación, así quedaría: un coágulo en una pierna el cual se encuentra inflamado, generando una obstrucción, si la vena está cerca de la piel se llamará superficial, pero si es de las más profundas se le denominará tromboflebitis profunda, esta segunda de más cuidado y más peligrosa.

Las causas son debido a golpes, esfuerzos desmedidos, traumatismos, una cirugía, o bien una inactividad por largo tiempo, como los viajes prolongados en camión.

Los síntomas pueden ser desde muy sencillos y escasamente dolorosos e incluso a veces pasar inadvertidos, hasta dolor de la pierna intenso, sobre todo en el trayecto de la vena tapada, donde cambia de color en la vena, viéndose un cordón rojo y muy doloroso al tocarlo, y el tejido superficial a más rojo, y la pierna se encuentra edematizada, se hincha desde un poco a demasiado, y cuando la hinchazón es severa podemos pensar en una trombosis profunda con una pierna extremadamente hinchada.

Debemos vigilar que los coágulos o trombos se queden en la vena de la pierna y que no tiendan a emigrar, ya que se podrían ir a los pulmones y generar una embolia pulmonar, que es muy grave.

¿Por qué se hacen esos coágulos? Por una lesión en la vena, por alteraciones en la coagulación, el estar largo tiempo inmóvil, después de una cirugía, el reposo por largo tiempo en una cama, tener muchas venas varicosas, un marcapasos y presentar alteraciones en la frecuencia cardiaca que generen una formación de coágulos, tener puesto un catéter venoso que irrite constantemente la vena y que genere coágulos, los embarazos y los partos, el tomar hormonas anticonceptivas hace a las damitas más susceptibles de presentar coágulos en las venas de las piernas, tener más de 60 años, y con antecedentes de haber tenido coágulos, puede hacer que se presenten de nuevo, obesidad, sobrepeso, padecer cáncer, tabaquismo, cualquiera de estos puntos anteriores debe de descartarlos para prevenir adecuadamente la formación de coágulos en las venas de las piernas.

Las complicaciones de la tromboflebitis son raras, pero la más peligrosa es la tromboembolia pulmonar, ya que esta puede llegar a ser fatal, de aquí que debamos estar vigilando estrechamente la aparición de cualquier complicación que haga que un paciente no respire adecuadamente o que tenga dificultad para respirar, de aquí obedece la vigilancia estrecha para evitar la presencia de las tromboembolias pulmonares. Se debe evitar la presencia o aparición de un síndrome post flevitico, que es incapacitante y queda la pierna extremadamente dolorosa.

Para descartar el riesgo de una tromboflebitis lo mejor es prevenir, si vas sentado por largo tiempo trata de pararte mínimo cada dos horas para que circule tu sangre por tus piernas, no te quites los zapatos y evita que se te hinchen las piernas, y usa medias o calcetines antitrombóticos en los viajes, te ayudarán mucho, lo mismo en viajes de avión, de automóvil o camión, trata de no estar sentado tanto tiempo seguido. Has movimientos de flexión en las piernas con objeto de movilizar músculos y pierna para favorecer el flujo venoso de retorno. No uses ropa apretada, sobre todo en el abdomen y en la cintura, bebe agua, no bebidas embriagantes.

En la prevención ganamos mucho, pero si ves o tienes probabilidades de hacer coágulos deberás tomar un antiagregante plaquetario el más común es el ácido acetil salicílico, se puede llegar a tomar anticoagulantes como la heparina y la Warfarina, y muy de moda en la actualidad el clopidrogel, como un seguro antiagregante plaquetario, que evita tener complicaciones de tipo tromboflebitis, afortunadamente son raras, pero aun presentes, sobre todo en el periodo post parto que eran extremadamente peligrosas, de aquí que debamos prevenirlas siempre.

Gracias.