Copa América de fútbol, el torneo centenario

0
139

Se cumplía el centenario de la independencia de Argentina allá por 1916 cuando, para celebrar una fecha tan señalada, se organizó bajo el nombre de Campeonato Sudamericano de Selecciones la competición que ha llegado hasta nuestros días como la Copa América de Fútbol y cuya XLVI edición se celebra este año en Brasil entre el 14 de junio y el 7 de julio.

Con el privilegio de ser sin duda uno de los eventos deportivos más esperados del año, la Copa América 2019 contará con la clásica presencia de las 10 selecciones de la CONMEBOL, a las que se unirán las invitadas Japón y Qatar, la flamante ganadora de la última Copa de Asia, precisamente ante el combinado nipón (3-1).

A continuación queremos hacer un recorrido por los grupos en el que nos centraremos en cada uno de los participantes, así como en las probabilidades de cada uno de alcanzar el ansiado trofeo. El sistema de competición se inicia con tres grupos de cuatro equipos que, tras enfrentarse entre ellos, pasan a cuartos de final si han quedado entre los dos primeros o, en su defecto, si se encuentran entre los dos mejores terceros. Tras disputarse las semifinales, los finalistas se verán las caras el 7 de julio en Río de Janeiro.

Grupo A: Brasil y Perú, obligados a imponerse

El potencial de selección de Brasil queda fuera de toda duda. La pregunta es si estará a la altura de las expectativas puestas sobre ella o si, como en la última edición, no encontrará ni el juego ni los resultados. En esa última ocasión ni siquiera fue capaz de pasar de la fase inicial en un grupo en el que también se encontró con una selección peruana que, por su parte, llega al torneo con la etiqueta de ser un equipo muy competitivo, caracterizado por rendir sobre el césped más de lo que suelen presuponer las apuestas previas.

Otro componente del grupo será Venezuela, una selección que, al igual que Perú, viene acostumbrándose últimamente a exhibir un rendimiento por encima de lo esperado. Sin ir más lejos, hace tres años pasó la fase de grupos imponiéndose tanto en la clasificación como en el duelo directo a la poderosa Uruguay (1-0).

El equipo restante será la selección de Bolivia que, si bien parte como la cenicienta del grupo, llegará con una nueva generación de jóvenes jugadores que a buen seguro querrán convertir la ilusión en una de sus armas.

Grupo B: La incógnita tiene un nombre, Messi

Es inevitable que las opciones de Argentina, pese a contar con un amplio repertorio de jugadores de primer nivel, dependerán en gran medida de la presencia o no del astro de rosarino. Es cierto que Messi no ha ganado aún ningún título con la selección absoluta. Sus mejores resultados se cuentan por subcampeonatos: en el Mundial de Brasil de 2014 y en tres ediciones de la Copa América (Venezuela 2007, Chile 2015 y Estados Unidos 2016). Sin embargo, todo aficionado al fútbol sabe que Messi puede decantar un partido por sí solo y que es muy probable que, tarde o temprano, acabe alzando un trofeo para Argentina. Su presencia es aún una incógnita, así que habrá que permanecer atentos a nuevas informaciones.

Este grupo B, además de al combinado albiceleste, apunta como favorito a la potente selección colombiana, en la que James Rodríguez siempre acaba dando un paso adelante. Otro atractivo será disfrutar con el vistoso juego de Quintero que, tras reventar la final de Libertadores del Santiago Bernabéu con su golazo, ha seguido teniendo actuaciones muy destacadas.

Eso sí, aquí nadie se podrá confiar porque las selecciones de Paraguay y Qatar aún no han dicho su última palabra. La primera con una joven selección en la que destaca el delantero de la Serie A italiana Antonio Sanabria (Génova) y el centrocampista de la Premier League inglesa Miguel Almirón (Newcastle United). El caso de Qatar entraña una total incertidumbre en parte por tratarse de una participación totalmente novedosa y en parte por el estado en el que llegarán tras su reciente éxito en la Copa de Asia. Si están a su mejor nivel, los que han visto sus actuaciones recientes saben que ganarles no será tarea fácil.

Grupo C: Duelo total a cuatro

Hablar del grupo C de la próxima Copa América es hablar del grupo más igualado sobre el papel. El rendimiento siempre fiable de Cavani y Luis Suárez y la tremenda solidaridad táctica del bloque otorgan a Uruguay unos pasos de ventaja, pero sus otros tres contendientes serán sin duda huesos difíciles de roer.

Nada menos que el vigente campeón, Chile, será el rival de los uruguayos en la última jornada de las tres. Un combinado el chileno que puede que no llegue con sus puntales en el mejor momento de sus carreras, pero que en cualquier caso tiene nivel para volver a llegar lejos en la competición.

Y desde luego que ni Ecuador ni Japón se sentaran a mirar como uruguayos y chilenos se reparten las dos primeras plazas. Los ecuatorianos ya pasaron la fase de grupos de la última copa dejando fuera a Brasil y muchos recordaréis el destacado papel de la selección japonesa en el último Mundial de Rusia, en el que, pese a caer en octavos, hicieron gala de un entretenido juego de combinación.