NO HUBO HUELGA, SINDICALIZADOS ACEPTARON 5% DE AUMENTO SALARIAL

0
274
Así, a mano alzada fue como ayer los trabajadores sindicalizados del ayuntamiento local, votaron para aceptar el ofrecimiento patronal y conjurar la huelga que con motivo de su revisión salarial y contractual estaba previsto estallar ayer primero de abril.

* En una última negociación “al cuarto para las doce”, la alcaldesa que el pasado sábado había dicho que no había más que el 4 por ciento, finalmente ofreció un punto porcentual más y ratificó otras prestaciones que pretendía escamotearle a los trabajadores.

Por Rafael Rivera Millán

Luego del estire y afloje entre la administración municipal de Lázaro Cárdenas y el sindicato que agrupa a 630 trabajadores, estos finalmente determinaron no estallar la huelga que estaba prevista para las dos de la tarde de este primero de abril, al aceptar un aumento directo al tabulador, de un 5 por ciento, además de un punto porcentual más al premio de asistencia y un punto por ciento más también a la prima vacacional así como un día más de vacaciones.

A pesar de que durante viernes y domingo en las respectivas asambleas, el líder sindical Humberto Soberano Ramírez, cuando se rechazó el ofrecimiento del 4 por ciento directo al salario, señaló que le había quedado bien claro a la alcaldesa Itzé Camacho, que los sindicalizados no eran limosneros, cuando rechazaron mil pesos de ayuda social como única vez y como contrapropuesta demandaron tres mil pesos y 6.5 de aumento salarial.

Finalmente aceptaron 1,200 pesos que les fue ofrecido de ayuda social, al cuarto para las doce, cuando precisamente minutos antes del mediodía, llegó el Tesorero Municipal, Manuel Espino Bejarano, el Secretario Técnico Adolfo Tovar Ontiveros y el Asesor de la presidencia, Filiberto Castañeda, a entregar por escrito, los nuevos ofrecimientos pactados dos horas antes en la última negociación que directivamente se tuvo con la alcaldesa Itzé Camacho.

Cabe señalar que desde el pasado viernes, la alcaldesa había pretendido exhibir a las comisiones revisora y de huelga así como a la dirigencia sindical, al citar a algunos medios de comunicación para informar de ese ofrecimiento, del 4 por ciento directo al salario, lo que en voz de Soberano Ramírez fue rechazado, porque decía que era una bicoca y que no eran limosneros, por lo que el viernes y domingo, en sendas asambleas, se tomó la determinar de estallar el movimiento laboral, que ya ayer no se concretó.

Otra prestación más que fue modificada fue la de la despensa semana, que pasa de 350 pesos a 370 pesos, cuando los sindicalistas exigían que se elevara a 500.

En lo que se refiere a la liquidación de trabajadores que están en la etapa de retiro y que también era otro punto por el que se decía se iba a estallar la huelga si no se conseguía avanzar, finalmente se informó que se logró el acuerdo de que durante lo que resta de la administración municipal, se irá liquidando a un trabajador por mes, aunque difícilmente se logrará el cien por ciento, pues tomando en cuenta que son alrededor de 80 los trabajadores que están en estas condiciones, y que al actual gobierno le faltan 29 meses para terminar su periodo, ese será entonces el número de liquidaciones que se logre concretar.

La “ayuda social” por única vez, les será cubierta a los sindicalistas el 15 de abril.