Nuevo agarre alcaldesa – síndico; por nombramiento de jefe jurídico

0
148

Por Francisco Rivera Cruz

Al querer que el síndico municipal otorgara poderes legales a Francisco Alberto Rangel Salgado, para oficializar sus funciones de jefe del Departamento Jurídico del Ayuntamiento, se dio públicamente otro encontronazo entre la alcaldesa María Itzé Camacho y el síndico municipal Miguel Ángel Peraldí Sotelo.

Durante el desarrollo de la sesión ordinaria de ayer lunes, en el sexto punto de la orden del día, se clamó autorización para que el síndico otorgue en un plazo de tres días poder notarial al licenciado Rangel Salgado, para jefe del Departamento Jurídico del gobierno local “y que represente en juicios en los que el Ayuntamiento ocupe”.

El propio secretario municipal, Horacio Ramírez Pérez, buscó que se pasara a la votación de inmediato.

“Simplemente el Departamento Jurídico necesita tener el poder para poder representar al Ayuntamiento, por lo tanto no se les presentó ninguna documentación de respaldo, y si no tienen inconveniente paso a levantar la votación”, dijo, pero el tema se abrió a debate, centralmente entre Camacho Zapiain y Peraldí Sotelo.

En relación, desde enero de este año, se me quitó mi equipo de trabajo incluyendo a los abogados a quienes no se les pagaron salarios y prestaciones devengados, abrió el síndico.

Ustedes compañeros míos de cabildo –añadió– por mayoría autorizaron otorgamiento de poderes por parte de la Presidente a favor de los nuevos abogados que representarían al Ayuntamiento, a pesar de estar advertidos de ilegalidad del acto.

Recordó que los abogados de la presidente comparecieron a las audiencias en el asunto de huelga con el sindicato en donde se les impugnó la personalidad por no contar con poderes adecuados.

Manifestó que los abogados no se han presentado, y otros no aparecen, ejemplificando con el encargado del Departamento Jurídico que renunció y abandonó el cargo.

En este preciso momento están pendientes de contestar diversas demandas civiles, mercantiles y agrarias, sin embargo, los abogados y apoderados de la presidente nunca tuvieron la amabilidad de notificar si ya contestaron dichas demandas, observó Peraldí Sotelo.

Comunicó que con motivo de las restricciones a las funciones de síndico, y que se vulneran sus derechos político-electorales, en la vertiente del ejercicio de las funciones propias del cargo, tuvo que promover juicio de protección a esos derechos, mismos que están en trámite actual ante Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), bajo el expediente 12/2019. Dicho recurso está por resolverse.

Luego, tras ilustrar que actualmente el ayuntamiento tiene 5 o 6 abogados y apoderamos nombrados por la presidente, cobrando en nómina, subrayó que la autoridad sólo puede realizar actos que están expresamente señalados por la ley, y querer imponerle gente y criterio al síndico, no se contempla.

En la parte de la justificación del acto, la alcaldesa, dijo que si el síndico no quería dar su consentimiento, no había problema porque entonces el Cabildo le otorgaría el poder.

Resaltó que el abogado Rangel Salgado representa experiencia y como muestra ha participado con 4 diferentes administraciones de diferente extracción política.

Itzé Camacho agregó que lo que se buscaba era que el Síndico tomara parte de las decisiones de administración ya que además de Rangel, se asigna a Efraín Bustos Solano, para jefe y auxiliar, respectivamente.

Volvió a tomar la palabra Peraldí para exponer los mismos puntos por los que se oponía a imposiciones y cerró con un “los acuerdos no pueden estar por encima de la ley, así de simple”.

La alcaldesa, sugirió que Francisco Alberto Rangel “disipara dudas” y propuso que el mismo abogado tuviera participación, unánime se aceptó que expusiera sus ideas, y al hacerlo, Rangel defendió que la alcaldesa puede nombrar y remover a funcionarios, apoyándose en la Ley Orgánica Municipal.

El síndico tras la participación del candidato a jurídico, dijo que respetaba la interpretación de Rangel sobre la Ley Orgánica Municipal.

Un agregado que dejó escuchar inquietudes de los regidores fue que la regidora Zulma Tovar Gil, al pedir apoyo a la alcaldesa, indicó que los abogados contratados estaban dando resultados, dos de ellos en Contraloría.

Algunos compañeros suyos en el Cabildo, interrogaron si con sus contratos no se estaba engrosando la nómina municipal.

La jefa de la Comuna aseguró que no hay ningún incremento porque dos ya trabajaban en su gobierno, aunque no aclaró de los otros tres, que informó, están laborando en Morelia.

Al final de las discusiones y poner a votación el caso, 11 de 14 ediles dieron consentimiento a que Rangel Salgado sea oficializado en el cargo, manifestándose en contra el regidor Mario Adrián Pérez Ibarra y el síndico Miguel Ángel, además de abstenerse, la regidora Bertha Alicia García Rico.

Otros temas de la sesión fueron autorización de desincorporación de predio en la tenencia de Buenos Aires para construir la Secundaria Técnica Arcoíris; condonación de la licencia de construcción a la inmobiliaria que construye el complejo de seguridad estatal, unidad regional administrativa y cuartel regional de Lázaro Cárdenas.