Dermatitis de contacto

0
438

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Al tocar la piel por agentes externos diversos sobre esta, se puede llegar a inflamar de una manera severa desencadenando una dermatitis de contacto, cierto, se trata de una patología de la piel, pero con un alto componente alérgico, o sea de tipo inmunológico.

Veamos. En 1896, Josef Judassohn, describió una alergia por mercurio sobre la piel, que podemos decir que fue la primera descripción de una dermatitis de contacto como tal, y desde esas fechas se manejó como una dermatitis, pero fue hasta 1976 en que Silberg, Baer y Rosenthal, publican por primera vez la acción de las células de Langerhans, como un efecto primario y el efecto antigénico para la cascada de la dermatitis de contacto.

Se le puede llamar eccema o dermatitis de contacto indistintamente, y se le dio el nombre de eccema, ya que esto significa ebullición, y justamente es lo que sucedía en la piel de esos pacientes, cae en una ebullición de lesiones desencadenadas por la reacción alérgica de alguna sustancia tóxica para la piel.

Las zonas más comunes de una dermatitis de contacto son las manos y los brazos, de ahí que sea considerada como una patología de tipo laboral, ya que muchos trabajadores al tener contacto en sus áreas de trabajo con sustancias, les pueden llegar a generar una dermatitis de contacto, estando entre los agentes causales más comunes de este tipo de dermatitis, el níquel, el timerosal y las mezclas de perfumes.

Debe ser un paciente sensible a alguno de los agentes que puedan desencadenar irritación en la piel y que estas desencadenen la dermatitis, la sustancia llega y toca la piel, y la piel desencadena una reacción inflamatoria que hará que se presente una aparición de lesiones en la piel, que se manifestará con características de tipo eccematoso en la piel del sitio afectado que generalmente es en manos, brazos y piernas.

Así, la dermatitis alérgica o de contacto es una respuesta inmunológica de tipo inflamatoria de la piel, que se origina en pacientes que son sensibles a un alérgeno, y en la zona donde ese alérgeno toca la piel generará la dermatitis, un hapteno o sustancia extraña toca la piel, se une a alguna proteína de la piel, ocasionando una inflamación por citocinas proinflamatorias, TNF alfa y beta, que junto con las células de Langerhans de la epidermis, formarán una información que llega a la célula dendrítica dérmica, que es enviada a un ganglio linfático y una vez identificado y activo es enviado de regreso a la dermis de la piel, activando a los linfocitos TDC8, a los neutrófilos y esto llevará a la fase efectora sobre el estrato córneo de la piel mediado por linfocitos TCD4 reguladores, que son los desencadenantes del eccema o una dermatitis de contacto.

Los síntomas aparecerán 24 a 96 horas después del contacto, con comezón en el área de contacto, pápulas, vesículas, exudación y costras con descamación, con caída de costras de piel, lesiones que no dejan cicatriz.

Las lesiones aparecerán poco tiempo después de hacer contacto con las sustancias tóxicas o haptenos, y al presentarse en la piel se debe evitar el contacto con la sustancia que lo desencadenó, y ya sin el contacto las lesiones se irán mejorando y disminuyendo al grado de desaparecer por completo, sin dejar cicatriz alguna, puede esperar algún tiempo y desaparecerán, pero al reiniciar el contacto con el mismo alérgeno la dermatitis de contacto reaparecerá y esto ocasionará serios problemas en las áreas donde se efectúa el contacto, de aquí que incluso en Medicina laboral la dermatitis de contacto, en áreas de trabajo es considerada una enfermedad laboral, que implica incapacidades y cambio de actividades en el área de trabajo, de lo cual no estarán de acuerdo muchas empresas, ya que se trata de quitar personal del área donde debería de estar trabajando y al patrón no le va a convenir quitar un elemento del área donde es necesario o cambiarlo de posición, aunque así debería ser, desgraciadamente en nuestro medio, la relación empleado/patrón/médico no es tan buena como debería ser, y a esos pacientes con dermatitis de contacto inmediatamente son dados de baja.

Gracias.