Ni corrupción ni derroches en la Zona Económica Lázaro Cárdenas

0
356
Jesús Melgoza Velázquez, titular de Sedeco, dijo que se planteará a través de la Conado al presidente AMLO, la necesidad de dar continuidad al proyecto de ZEE, sobre todo la de Lázaro Cárdenas-La Unión.

Por Francisco Rivera Cruz

A la basura puede irse el trabajo de 3 años de la ZEE, pero no 9 mil millones de dólares, dice Jesús Melgoza Velázquez, titular de Sedeco que confirma bloque de gobernadores en defensa del proyecto.

“Quiero ser positivo y que lo que ha dicho el Presidente Andrés Manuel López Obrador es que las Zonas Económicas Especiales cambian de nombre, pero no que se cierran las puertas al empleo y la inversión que garantiza desarrollo social –y en el caso de Michoacán– retener los talentos de 17 mil 500 jóvenes que egresan cada año de tecnológicos y universidades.

Así lo estimó Jesús Melgoza Velázquez, secretario de Desarrollo Económico del Estado, para quien tres años de trabajo por el gobierno y empresariado michoacano se pueden tirar a la basura pero no 9 mil millones de dólares que prometen el Puerto y la Zona Económica Especial, en Michoacán y la región centro occidente donde resultan atractivo conjunto para la inversión.

Entrevistado explicó que desde hace varias semanas se han originado encuentros en Palacio Nacional y la Secretaría de Hacienda con el equipo económico de López Obrador, estando con personal de la Unidad Económica de Hacienda y el coordinador de asesores Lázaro Cárdenas Batel, buscando acercar la información de lo que sucede y ha sucedido en Lázaro Cárdenas.

Argumentó que a diferencia de lo que pudiera ocurrir en otras regiones, en Michoacán hay resultados, por lo que se requiere es seguir adelante independiente al nombre, “que se afine esa política pública y haya modificaciones; pero no cancele”.

Lo que no queremos es que haya incertidumbre de si habrá o no el plan de incentivos fiscal y administrativo que permitió la inversión de ArcelorMittal, que facilitará manufactura de vehículos e interés del sector aeronáutico, hoy únicamente en la frontera norte y Querétaro.

Indicó que ArcelorMittal ya ha aplicado 350 millones de dólares en el puerto, “en activos que ahí se quedan, para dar empleo a los que necesitan oportunidades laborales”.

Apuntó que cada año se gradúan 17 mil 500 jóvenes de tecnológicos y universidades de Michoacán que se van a otros estados por falta de oportunidad laboral aquí, “y es la forma de retener ese talento”.

El martes de la semana próxima en la sesión de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) de la Ciudad de México, el gobernador Silvano Aureoles, junto a los otros 7 mandatarios donde se decretaron Zona Económicas darán un posicionamiento al Presidente Andrés Manuel para que se ratifique el proyecto sin importar el nuevo nombre.

Melgoza Velázquez precisó que hay alrededor de 9 mil millones de dólares a invertir en Michoacán y la región centro occidente, derivado de la existencia e importancia del Puerto y la ZEE, que lo complementaría.

Sólo en el polígono de la Zona Económica Lázaro Cárdenas se ha logrado la atracción de posible inversión de 2 mil 750 millones de dólares, donde ArcelorMittal por sí solo tiene en cartera mil millones y ya lleva gastados 350 millones de dólares.

Con esa suma, ha creado 2 mil empleos registrados ante el IMSS en su actual etapa de construcción, y acabada la planta generará 800 plazas directas y 3 mil indirectas. “Esta inversión no puede estar en riesgo; hay que respaldarla”, exclamó.

Otro punto que comentó es que Lázaro Cárdenas–La Unión no compite con el proyecto de Istmo de Tehuantepec, región con vocación diferente que daría competitividad a México, por tener capacidad de atracción y de generación de manufactura propia, aunque hacia Europa, “y nosotros con Asia”.

Juzgó muy importante recordar que en Lázaro Cárdenas no se requiere inversión pública del gobierno federal, pues quien gane la licitación para administrar el polígono haría la transformación que falta y generaría las condiciones para atraer empresas.

“No nos queda el saco de corrupción” en la compra-venta de predios, que se habrían adquirido caros o no aptos para manufactura, porque en Michoacán no se compró ni un solo metro. Lo que se hizo –aprobado por la Cámara de Diputados– fue regresar al gobierno federal un predio que antes había cedido, y así no hay un solo metro pagado.

Y sobre los derroches que mencionó López Obrador, anotó que en Michoacán no es el caso porque la infraestructura que había es la misma, se dispone de predio que colinda con el Puerto, con espuela de ferrocarril que atraviesa el polígono, está a orilla de carretera, dispone de red eléctrica y toda infraestructura a pie de terreno.

El responsable de las políticas económicas de la entidad citó que en el caso de Lázaro Cárdenas van tres años de trabajo y confió que se seguirá en ello, porque el gobierno federal no dejaría ir una inversión “de este tamaño”.