Tratamiento quirúrgico de la obesidad

0
207

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

La OMS (Organización Mundial de la Salud), ha demostrado que desde 1975 a la fecha el número de casos de obesidad se ha triplicado en el mundo, y ya para el 2016 iban más de mil novecientos millones de adultos con sobre peso en el planeta y más de 650 millones eran obesos.

El riesgo de las enfermedades que se llegan a padecer por la obesidad es alto y las principales enfermedades son: diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemía, sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida, hipertrigliceridemia, infarto agudo del miocardio, accidente vascular cerebral, osteoartritis, diversos tipos de cánceres, enfermedad por reflujo gastroesofágico y muchas enfermedades más que acarrea la obesidad y el sobrepeso.

Se ha observado que pacientes con obesidad mórbida, es decir con mayor un IMC (Índice de Masa Corporal) arriba de 40 que casi duplican su peso ideal, tienen una falla mayor al 95 % a largo plazo para bajar de peso en las formas convencionales, dejando a la cirugía bariátrica como única posibilidad “racional” para este tipo de pacientes, ya que por dieta y por ejercicio será prácticamente imposible.

Más de 400 mil cirugías bariátricas se hacen en el mundo, siendo la Unión Americana donde más se están realizando, se sugiere la cirugía a pacientes con obesidad mórbida, con IMC arriba de 40 y que hayan fallado mínimo en tres ocasiones en bajar de peso en la manera tradicional.

El equipo para realizar este tipo de cirugías es multidisciplinario, con cirujano, bariatra certificado, laparoscopista certificado, apoyo en Medicina Interna y Endocrinología, además el  nutriólogo, psicólogo y psiquiatra, enfermeras certificadas en especialidad bariátrica, laboratorio Químico, radiólogos, hospital con quirófano con todo el equipo quirúrgico, médico y quirúrgico laparoscópico, anestesiólogo, preparador físico, incluso en los grupos más avanzados en CDMX y Guadalajara, se sugiere al menos una visita al asesor de imagen.

Como ve, es difícil que en un lugar se cubran todas las áreas que son necesarias para llevar a un paciente sometido a este tipo de cirugías a un feliz término y sobre todo correcto y bien manejado, pero se hacen estas cirugías.

La cirugía de tipo bariátrica se ha clasificado en restrictivos que limitan la capacidad del consumo de grandes cantidades de alimento, entre los que destaca la banda gástrica y la manga gástrica (recortan el tamaño del estómago para que coman menos). Los procedimientos malabsortivos en los que destaca la derivación biliopancreatica, con o sin cruce duodenal, siendo un tipo de cirugía que evita la absorción adecuada de todo lo que se pueda comer ese paciente.

Y los procedimientos mixtos que combinan ambos procedimientos, restrictivos y malabsortivos, Bypass gástrico en Y de Roux, aunque sabemos que no solo es la restricción en la absorción y en la disminución en la ingesta, sino los cambios hormonales gastrointestinales que se verifican a diferentes niveles del tracto digestivo, incluso cambios en la secreción a nivel del sistema nervioso central.

Estos tipos de procedimientos quirúrgicos disminuye a un ser humano desde un 50 % a un 80 % del peso que le sobre a ese paciente, disminuyendo casi en su totalidad la aparición de enfermedades secundarias a la obesidad.

Tengo que mencionar, querido lector, que describo este tipo de cirugías y como un tema actual y de suma utilidad para el manejo de pacientes con obesidad mórbida, pero debo aclararle que en lo personal estoy en total desacuerdo en la realización de este tipo de procedimientos, tarde o temprano esos pacientes operados tendrán algún tipo de problema, ¿por qué? porque estamos cambiando la vía alimentaria que la naturaleza hizo para ese ser humano, y nosotros al entender que no puede dejar de comer, le cortamos una parte del tubo digestivo y luego se lo reconectamos más adelante para que absorba menos comida de la que debería, o bien le achicamos el estómago para que coma menos, y esto, querido amigo lector, tarde o temprano caerá en algún déficit vitamínico, hormonal, de aminoácidos, de grasas, que tarde o temprano le causarán alteraciones intestinales y sobre todo hepáticas, sí, es cierto, les han quitado la obesidad mórbida, pero les han dejado otro tipo de problemas, tanto digestivos como metabólicos, a los cuales debemos encarar en el post operatorio en estos pacientes y con esto su calidad de vida no será tan buena, ya que si dejó de estar gordo, o ser menos gordo, eso sí, será muy difícil que llegue a su IMC adecuado, pero con más comorbilidad, más enfermedades, así como intolerancia a ciertos alimentos, diarreas crónicas, hepatopatías crónicas, en fin, un sinnúmero de patologías que lo pueden llevar a la muerte, todo esto no se los explican antes de operarse, ya que no les toca manejar a ellos estas patologías, también se debe considerar el cambio psicológico y de personalidad, que sufren este tipo de pacientes, ya que no todos están preparados, para esos cambios tan avasalladores, de ahí que se deban manejar estos casos con un equipo multidisciplinario, y como le comento, no soy partidario de este tipo de cirugías mutilantes, pero se están haciendo.

Gracias.