Ejidatarios de Melchor Ocampo reclaman a APILAC 20% de las ganancias del usufructo de sus tierras

0
366
Ejidatarios y posesionarios de huertas de mango y aguacate que había en la Isla del Cayacal, buscarán que este viernes la APILAC les de una solución favorable a sus reclamos de indemnización, a fin de no endurecer sus protestas.

Por Rafael Rivera Millán

Este viernes, con el acompañamiento de la diputada local morenista por este distrito, Teresa López Hernández, integrantes del Ejido Melchor Ocampo, principalmente posesionarios de huertas de plátano y aguacate, buscarán que el gobierno federal a través de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas, les pague el valor de esos productos, que aseguran nunca se les hizo y que tenían una extensión, en el primer caso de 697 hectáreas y en el segundo de 400, señalando ya tener un estimado del valor que tenían esos productos en septiembre de 2004 cuando fueron expulsados de la Isla del Cayacal, y el precio actualizado hasta la fecha en que reciban esa indemnización, señaló Jaime Gutiérrez Luna, a nombre de los inconformes.

También indicó que a raíz del decreto de expropiación de marzo de 1982, los campesinos del Ejido Melchor Ocampo han continuado reclamando el pago de 118 hectáreas que no entraron en dicho decreto, pero que sin embargo la APILAC los mantiene dentro de su patrimonio, y que están ubicadas entre los Puentes Cuates y el Parque de la Pequeña y Mediana Empresa.

Durante la reunión que por la mañana de ayer sostuvieron los ejidatarios, se informó que de última hora se canceló la manifestación que tenían programada para ayer mismo en contra de la APILAC, debido a que la diputada López Hernández les avisó que ya se había conseguido una audiencia con el titular de la dependencia Raúl Antonio Correa Arenas, prevista para las 12:00 horas de este viernes.

Señaló que se pretende acabar de raíz todos los conflictos que se han originado a raíz del decreto expropiatorio de 1982, por lo que confían en que con el apoyo de la legisladora local y la disposición que tenga el director de APILAC, se pueda agilizar la solución de todos los asuntos pendientes.

Sin embargo advirtió que de no haber una respuesta positiva a sus demandas, entonces se estarían reorganizando para tomar otro tipo de acciones “más pesadas”, de lo que dijo o quería adelantar en qué consistirían.