INVESTIGAN PRESUNTO FRAUDE EN VENTA DE FERTINAL A PEMEX

0
179
La ASF ha ordenado una minuciosa investigación en torno al presunto fraude perpetrado en PEMEX con motivo de la compra de Fertinal al empresario de origen italiano Fabio Massimo Covarrubias Piffer.

* Según la ASF el presunto fraude sólo es equiparable al caso Odebrecht, la empresa brasileña que desembolsó 788 millones de dólares durante cicno años para cubrir sobornos en varios países, entre ellos México.

Los problemas para Fertinal, la empresa productora de fertilizantes ubicada en la Isla de En Medio de este puerto no terminan, pues aparte de las constantes protestas del sector pesquero de este lugar, liderado por Casto García Serna, que desde hace años se quejan de la contaminación que provoca los desechos que la planta arroja al litoral michoacano, a través de un yesoducto que se encuentra fracturado desde los sismos de septiembre del 1985, ahora hay una investigación por un presunto fraude de varios cientos de millones de dólares.

De acuerdo con información divulgada en redes sociales, en diciembre de 2015, Fabio Massimo Covarrubias Piffer vendió a Pemex la empresa Fertinal por 635 millones de dólares, pese a que la Auditoría Superior de la Federación había advertido que la planta no valía tanto y que además estaba en quiebra o por lo menos con equipo ya obsoleto, como también en su momento lo denunciaron trabajadores y extrabajadores de la petroquímica.

En un artículo del diario ContraRéplica, se explica que varias firmas financieras y la propia Auditoría Superior de la Federación, había señalado que Fertinal se encontraba en quiebra, pues tenía una deuda bancaria de 264 millones de dólares y sólo contaba con 12 mil dólares de efectivo en cajas, y que además se había autorizado que Pemex pagara 51 millones de dólares para un reparto de dividendos, lo que incrementó el daño al erario federal.

Según las investigaciones, el fraude que se gestó en Pemex, dirigida en ese entonces por Emilio Lozoya, quien según se sabe, se ha amparado para no ser detenido, para su adquisición, sólo es equiparable al caso Odebrecht, la empresa brasileña que desembolsó 788 millones de dólares durante cinco años para cubrir sobornos en varios países, entre ellos México, para obtener jugosos contratos.

Y por ciento también ya en el ayuntamiento porteño nada se ha dicho del intento de cobro que la anterior administración municipal pretendió hacer a Pemex, por el traslado de dominio, que implicó la compraventa de Fertinal, y que representaría para el municipio el ingreso de decenas de millones de pesos.

Así es que pronto habrá mucho de qué hablar sobre Fertinal y el presunto fraude en que pudieran estar implicados el empresario italiano Fabio Covarrubias y el ex director de Pemex, Emilio Lozoya.