Prurito anal

0
203

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Comezón en el ano. Muchos son los padecimientos que puede desencadenar este desafortunado síntoma, de generar comezón en la región anal y perianal, desencadenando esa terrible comezón, que llega a ser tan desesperante que igual el paciente en su desesperación se rasca con uñas largas y no aseadas, desencadenando más daño en la región anal.

La causa más común para desencadenar esa comezón es la falta de higiene anal, sí, la falta de aseo adecuado de la región perianal en el baño diario, sin usar jabones adecuados o muy irritantes o no asear bien la zona por varios días o semanas.

De aquí que se indique un aseo adecuado con agua y, jabón preferentemente neutro y sin perfumes, y diario, y si usted presentó diarrea o permaneció mucho tiempo sentado, se recomiendan hasta 2 aseos diarios, muy adecuado para secretarias, choferes o personas que presenten la mayoría de su jornada laboral sentadas, o posterior a un viaje largo, evitar presentar diarreas o bien evitar presentar estreñimientos.

La segunda causa y la única que es manejada por el público en general, es el prurito anal generado por parásitos, como la amibiasis, pero el parásito que más prurito anal genera es el Trichuris Trichiura, parásito causante de la comezón perianal. En nuestro país la parasitosis es muy común, y se ha considerado esta la causal número uno de prurito anal, pero vemos que no el desaseo es la primer causa.

La tercera causa va encaminada a las hemorroides, situaciones muy comunes como les comento en pacientes que están largo tiempo sentados, secretarias, capturistas, choferes, de todo tipo, en que la zona anal permanece a una humedad constante y con algún desaseo y con presión sobre el paquete de vasos hemorroidarios persistente y aparte alguna parasitosis o colitis agregadas; son pacientes que  desarrollan fácilmente cuadros de hemorroides que aparte del sangrado y aparte del dolor, característicos en estos cuadros, también llegan a presentar comezón en la región anal.

Y como última posibilidad diagnóstica están las tumoraciones rectales y anales, que en algunas ocasiones son los primeros síntomas, cierta comezón peri anal, raro pero cierto.

De esta manera se expresan las patologías de un signo como es el prurito anal, cuando usted lo investiga con el famoso Dr. Google, que siempre les recordaré que un buscador como es este, nunca fue a una universidad y no puede sacar conclusiones de un cuadro diagnóstico, que es el médico el que lo hace, y como los pacientes lo leen, siempre se pensará en manera fatalista ¡tengo comezón en el ano porque tal vez tengo cáncer de recto!, nada más falso que esto, se debe valorar el caso, si vamos a estadísticas y la edad del paciente, es posible que inicialmente padezca y una proctitis por desaseo anal, o una parasitosis, y al final un cáncer de recto.

Para llegar a estas conclusiones se debe definitivamente dejar explorar, debemos revisar el ano, debemos ver para poder diagnosticar, a gran número de pacientes unas veces por pudor otras veces por pena no lo dicen y dejan que una patología avance, pensando que es algo sencillo o a la inversa, que sea algo grave que no se diagnostique a tiempo.

Lo primero que debemos hacer es realizar esa exploración, y explicarle al paciente el diagnóstico y proponerle un tratamiento lo antes posible y recomendarle el tratamiento ya sea tomado, inyectado o bien sea untado en base a cremas para la región, lo que me lleva a una crema que se ha convertido en mágica, la famosa lidocaína con hidrocortisona, que les digo que cura todo, menos el cáncer,  pero no es que lo cure, lo que hace es solo adormece la región y el paciente no percibe, pero no solo adormece la región peri anal, adormece también la posibilidad diagnóstica rápida y adecuada, por eso debe ser su médico el que se la indique después de haber explorado y realizado un diagnóstico de certeza, y no por pláticas o por recomendaciones que usó el amigo del amigo que no vino a la fiesta, por la pena que da preguntar por medicamentos para esta situación.

Haga un lado la pena y acuda con su médico de confianza, él le practicará una exploración física completa que incluye revisión anal y tacto rectal con el objeto de descartar cualquier patología de las aquí explicadas.

Un signo muy incómodo el prurito anal, más común de lo que nos imaginamos, pero debemos descartar todo tipo de patología que pudiera ser grave.

Gracias.