Accidentes en casa/ cuidado con las vacaciones

0
399

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

En  Estados Unidos, en la Unión Europea, y nada distante, en nuestro país, los accidentes más comunes y donde hay más fallecimientos, es increíblemente en la época de vacaciones de los niños y en el hogar.

Nada podía estar más alejado de la realidad que esto, que suponemos que es donde están más seguros los niños, pero se debe a la falta de cuidado por parte los padres, en  situaciones que pueden ser peligrosas para los chicos.  Los llamaremos accidentes en el hogar.

Los primeros en aparecer son los cuchillos, las tijeras y los objetos punzo cortantes, donde el niño muchas veces inconscientemente o por imitar a los padres, juega con estos objetos y se genera un accidente con una cortada, de tipo herida en brazos o en piernas. Los padres deben mantener estos objetos en la cocina, lejos del alcance de los niños, ellos jugarán con estos objetos cortantes y se pueden cortar en una manera desde leve hasta muy grave o peor aún, desencadenar una lesión abdominal o del tórax, que puedan causar una muerte.

Los utensilios de la cocina que estén estrellados, como vasos, platos o utensilios de vidrio, eliminarlos de la cocina.

Ten en la casa un equipo de primeros auxilios para frenar un sangrado de una herida con gasas estériles y acude con ellos cubriendo la herida al médico más cercano.

Las caídas son muy comunes también; mientras sean a nivel del piso, serán chipotes, chichones o golpes de tipo descalabradas, pero cuando son de un primer piso o de más arriba, la situación se torna muy grave, los menores deben estar siempre bajo supervisión de un adulto, eso de dejarlos solos es una situación muy problemática, ya que pueden sufrir caídas de alturas que puedan causar desde la fractura de algún hueso hasta la muerte por traumatismo cráneo encefálico.

Una de las caídas más comunes son el cuarto de baño por lo húmedo del piso y andar corriendo y jugando en esa área, de ahí de educar a los chicos que no corran en esas áreas.

Otro tipo grave de accidentes en la casa son las quemaduras, y volvemos a la cocina que es donde se presentan este tipo de accidentes, con agua o alimentos cocinándose con los cuales el niño jala del asa de la cazuela de la olla o de la sartén y se vacía el contenido de alimento caliente al cuerpo y se le desencadena una quemadura que puede ser desde primer grado hasta de segundo o tercer grado, y sobre todo en la cara y cuello por estar viendo hacia arriba tratando de investigar qué hay en la lumbre, inmediatamente que el niño se queme, llévelo a la regadera y mójalo con agua lo más fría que pueda y cúbrelo con gasas o esparadrapos estériles y llévelo inmediatamente al primer servicio médico que le quede cerca, no inicie a aplicarle clara de huevo, tepezcohuite, telarañas y a saber cuántas cosas incluyendo la cebolla; le aplican a los pobres niños que están que se mueren del ardor de la herida, mejor llévelos al médico, con él se estabilizará el paciente y se clasificará adecuadamente la quemadura desde el grado al porcentaje de superficie quemada y con esto el manejo que deberá instalarse a ese niño.

Cuidado con los enchufes, siempre protegidos, ya que el niño por curiosidad meterá desde un plástico hasta un metal y podrá recibir descargas eléctricas muy severas.

Cuidado con los encendedores y cerillos, no dejarlos al alcance de los menores, eso es sumamente peligroso, ya que ellos jugarán con fuego literalmente y pueden desencadenar un incendio en su domicilio de funestas consecuencias.

Los químicos, venenos y productos de aseo para la casa deben estar bajo llave o fuera del alcance de los niños, y mucho menos colocarlos en envases de refrescos o de sodas, ya que el niño las tomará sin medir las consecuencias; si es jabón, será mínimo el daño, pero si es thinner, agua ras o sosa cáustica, las quemaduras del esófago serán sumamente graves, que pueden hacer que ese niño lleve una vida muy molesta sin poder comer adecuadamente y ser candidato a una transposición de colon.

Dejo al final los accidentes por ahogamiento, no solo en una piscina, alberca o tina, sino en una cubeta, un menor no tendrá la suficiente fuerza para levantarse y puede morir ahogado.

Evitar accidentes en la casa es tarea de todos, nosotros como médicos insistiendo en estos cuidados, pero la mayor responsabilidad es de usted, no deje a sus hijos sin supervisión ni un minuto, ellos están explorando el mundo, a nosotros nos toca poner un mundo sin peligros, están de vacaciones los menores, cuídelos, que no sean una estadística el día de mañana.

Gracias.