Más tips para bajar de peso/urgencia nacional

0
246

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Verás en todas las revistas y contenidos en las redes sociales, que hay miles de dietas, varios tipos de cirugías y sobre todo en internet te venderán hasta el alma del diablo para que bajes de peso.

Pero no creas todo lo que te dicen, recuerda que te lo dicen basándose en tu desesperación por bajar de peso, pero más que nada por ganar dinero, y son capaces de venderte desde una anfetamina hasta medicamentos para la tiroides con el objeto de que bajes de peso, sin importarles tu salud, y si bajas a bajo tierra tampoco les interesa, te generarán una posible adicción y sobre todo, afectarán tu vida.

Para este tipo de gente, en las ventas por internet donde ni la cara dan, lo más importante es el dinero, ten mucho cuidado, con la salud no se juega.

Mejor y por siempre será hacer ejercicio y la dieta, no hay nada que sustituya esta fórmula mágica y maravillosa, desgraciadamente es la más sufrida, tanto por la dieta como por el ejercicio.

Eso sí, es infalible pero muy lenta, y si a esto le agregamos estos tips, ayudaremos mucho:

Inicia a beber más agua de la que normalmente acostumbras, habitualmente has de tomar entre 1 a 2 litros de agua al día que es lo que deberías tomar normalmente (si tomas menos pon cartas en el asunto y aumenta la cantidad de agua),  ahora increméntalo y toma 3 a 4 litros diarios.

Desayuna nutritivo y más proteínas, ya sea pescado, huevo, atún, frutas y verduras, no tanto pan ni tanta tortilla, con un té o café muy ligero pero sin azúcar, y claro, tu vaso de agua.

Acostumbra iniciar el día con un té o un café sin azúcar, sin colorantes, ni leche y sin sabores artificiales, sin crema batida y con una galleta integral, pero no más.

Entre los tés que más se recomiendan es el té verde, cuenta con incontables antioxidantes así como incontables beneficios para bajar de peso, desafortunadamente también tiene cierto grado de cafeína, así que debes tomarlo en cuenta para no excederse en cafeína al día.

No bebas del tipo de bebidas energizantes, tienen altas cargas de taurina, glucosa y cafeína que en forma muy brusca afectan el organismo, por lo que se recomienda no usarlas en proceso de dietas (y la verdad es no usarlas nunca).

Guisa con el mínimo de aceite y se sugieren de estos aceites de oliva, de coco o de cártamo, pero escaso, en cantidad solo en un uso mínimo.

Coma con lo menos que pueda de carbohidratos, aquí entra bajar el número de tortillas y bajar la cantidad del pan al día y los que comas que sean de rápida digestión como de centeno, trigo, para facilitar la digestión y proporcionar lo menos que se pueda de calorías.

Deja de consumir refrescos o bebidas gaseosas endulzadas, puedes tomar agua y lo mínimo de agua mineral que puedas.

Prepara la comida rica, sabrosa, con buena cantidad de sabor agradable en base a especies y sin tanto chile que te desencadenen una gastritis.

Muy pesado pero obligatorio, has ejercicio aeróbico, pero también pesas y todo lo que puedas de ejercicio, baila, nada, aerobics, Kick boxing, bueno, lo que sea, pero muévete.

Mastica tu alimentación más lenta y tarda en masticar para que tu boca envíe la señal a tu cerebro que ya comiste demasiado y te desencadene el reflejo de saciedad lo antes posible. Situación que se invierte si comes rápido, comerás más.

Come en quintos o sextos, qué quiere decir esto, que normalmente comemos en tercios, sí, desayuno, comida y cena, en sextos son tres comidas más pero en menor proporción, así son desayuno, colación, comida, colación y cena, colación. Esta leve fórmula acelera el metabolismo enormemente  y bajarás de peso fácilmente, conocida como el horario de las estrellas.

No cenes demasiado tarde y cena poco, desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo. Esta antigua fórmula es muy sencilla y muy buena.

Entrena al principio poco a poco, inicia con dos a tres días a la semana y poco a poco vete adaptando a hacerlo diario.

Reduce la cantidad de sal, aceite y bebidas alcohólicas, son calorías que te son totalmente inútiles.

No tanto postre.

Ponte  metas reales y fácilmente de cumplirlas. No metas inalcanzables. Así no fracasarás.

Mentalízate que lo vas a lograr, imagínate con tu talla y tu peso al que quieres llegar y con el físico que siempre has deseado, la mente es un poderoso armamento que deberás usar, para que cuando te digan: Ya párale, así estás bien, no te confíes, deberás seguir,  justo y hasta donde tú te pusiste como límite llegar.

Si no puedes solo, asesórate con nutriólogo, médico o personas que se dediquen a eso, evita los consejos de boca en boca y las ventas libres de internet, son productos que no llevan ningún control sanitario y te pueden dañar, mejor no los uses.

Gracias.