Incontinencia urinaria

0
162

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Se presenta una salida espontánea e involuntaria de orina, predominantemente en mujercitas, por alteraciones en la estática pélvica, ¿qué quiere decir esto? que el piso del periné se hace laxo, pierde esa resistencia que le desencadena una salida de orina con el más mínimo esfuerzo, llámele tos, pujar o estornudo.

Como un goteo accidental de orina, que desgraciadamente es muy incómodo en la vida diaria de estas pacientes, ya que perciben la fuga de orina persistentemente.

Existen muchas razones para que se presente una incontinencia urinaria, como son infecciones urinarias recurrentes o severas que hacen que se orine el paciente espontáneamente y sin sentirlo, así como infecciones de la vía vaginal.

Las razones principales y reales serán la debilidad de los músculos de la vejiga, pero también algunos músculos se contraen demasiado y son llamados hiperactivos, cuando existe una lesión en los nervios que controlan la micción como en el caso de un accidente o de la diabetes mellitus que daña la función neurológica progresivamente, la esclerosis múltiple, el Parkinson, afecciones prostáticas en los hombres, o las dificultades para la movilización que hagan que no se movilice adecuadamente como artritis o daños musculares.

La vejiga es el órgano urinario de almacenamiento de orina, y al llenarse enviará un estímulo nervioso al cerebro para que por vía de médula espinal le den ganas de ir a hacer pipí, en ese momento usted va y al llegar al sanitario relaja los esfínteres vesicales y podrá miccionar adecuadamente, cuando ese reflejo y esos músculos de los esfínteres de la vejiga no responden adecuadamente habrá en ese paciente una incontinencia urinaria.

Las damitas después de haber tenido varios hijos o uno muy grande, presentan alteraciones en la estática pélvica, que hace que lleguen a presentar una enfermedad que se llama cistocele, que es la caída de la vejiga por los esfuerzos después de los partos.  Así que por esta característica, casi todas las mujeres presentarán alteraciones en la estática pélvica, que desarrollarán un cistocele y podrán tener incontinencia urinaria.

La forma de hacer diagnóstico siempre será igual para todos los padecimientos, un interrogatorio con elaboración de una historia clínica y una exploración física completa y, claro, la exploración ginecológica y masculina.

Ya una vez hecho el diagnóstico que debe pensar en el tratamiento adecuado para el paciente. La incontinencia de esfuerzo es cuando hace un esfuerzo mínimo y tiene una fuga de orina. Pero siempre habrá incontinencia. El tratamiento irá tomado de la mano de la edad o del grado de daño que presente esa paciente, si es muy grande el cistocele se hará el procedimiento quirúrgico llamada colpoperineoplastia, pero si es un cistocele leve podrá hacer ejercicios pélvicos o de Kegel, que es detener el chorro de la orina a media uresis, y contraer la pelvis para darle mayor fortaleza a los músculos del piso pélvico.

Si no hay control adecuado de los esfínteres, se recomienda hacer visitas programadas al baño, y orinar con objeto de evitar que la vejiga se llene y pueda tener fugas o se manifieste la incontinencia.

Es un tipo de patología que no es fácil el manejo y las cirugías de subir la vejiga no siempre son del todo exitosas, ya que se trabaja con músculos muy laxos y deteriorados. De aquí que se deba ser valorado por un urólogo/ginecólogo y recibir el apoyo del geriatra y de internista si fuera necesario.

Gracias.