A estudiar se ha dicho

0
112

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

No hay una fórmula mágica para estudiar, cada quien hace sus planes de trabajo para el estudio, tú haz un plan de trabajo, analiza lo que vas a estudiar y cuál es el objetivo final. ¿Sabes algo del tema o nada? Y aprende a sacar los conceptos más importantes.

Identifica lo más importante del tema y enfócate en eso, solo leyendo podrás lograr identificar los puntos clave. Anótalo en una tarjeta Word card, en una libreta, en un pizarrón y apréndelos, coloca un título o un nombre que se facilite aprender, usa mnemotecnias,  con las letras iniciales de las palabras a aprender.

Haz resúmenes de los temas más importantes, resalta con marcador o negritas los párrafos más importantes. Aprende las imágenes y lo que dice cada imagen. Estudia diario, así cuando llegues a los exámenes ya irás adelantado, no dejes todo al último; te saturas y no aprendes, ve aprendiendo poco a poco y te acordarás de todo.

Repasa lo que hayas visto en clase y si tienes dudas amplía en tu libro de trabajo o pregunta o mejor aún, investiga y anota, siempre anota.

Estudia descansado, sin sueño y bien comido.

En medicina llegamos a estudiar noches enteras, y estudiábamos una hora y 15 a 20 minutos de descanso, luego nos entendíamos, pero regresamos a estudiar, eso sí tomando café.

Necesitas para estudiar, un lugar fresco, una mesa o un escritorio, y una silla lo más cómoda que encuentres, ten siempre papel para escribir, tu libreta de apuntes, plumas y marcadores, tarjetas de trabajo y bibliográficas, un pizarrón pequeño, y claro, actualmente tu computadora y tus libros, esos nunca perderán vigencia.

Usa las técnica que quieras, pero la mejor técnica es la que tú inventes para ti, aprende a leer lo más rápido que puedas, claro, comprendiendo todo, haz tus mapas mentales y trata de aprender y memorizar lo más importante desarrollando ideas y desarrollando el tema, como si lo fueras a exponer, como si lo fueras a explicar a tus compañeros, o incluso al maestro.

Repasa al día, a la semana y al mes, la repetición hará que lo que aprendas no se te olvide, y mira que en la carrera de medicina esta parte es vital, ya que los cuadros clínicos y los datos los debes manejar perfectamente y de memoria para desarrollar diagnósticos y tratamientos adecuados, solo los aprendemos estudiando, estudiando y estudiando.

Esta forma de almacenamiento en tu memoria será formidable, ya que te dará armas muy adecuadas para tu desarrollo y tu vida profesional.

No estudies para un examen, estudia para una carrera. Es necesario que lo aprendas, serás un profesional en lo que aprendes, así que hazlo bien y evitando que se te olvide.

Estudia siempre como parte activa del estudio, y esto te acarrea mejor retención en la memoria y abrirás más áreas de aprendizaje que nunca estarán de más, perderás muchas fiestas, pachangas y antros, y todo por estar estudiando, esto último es lo que labrará tu futuro como profesionista así que debes estudiar, el estudio no se mezcla con la pachanga y el alcohol, y si lo mezclas tendrás muy malos resultados.

Piensa qué preguntas te pueden poner de lo que estás estudiando, visualízate con una gran actitud frente al examen y con la amplitud de todos los conocimientos, piensa como maestro para imaginar las preguntas y para contestar, expón tu clase para ti solo, frente a un espejo y desarrolla el tema lo mejor que puedas, esto lo hice yo en mi carrera de medicina y los postgrados, me funcionó y percibo que no ha perdido vigencia, y conforme lo repitas y lo repitas serás cada día un mejor estudiante y no solo de medicina, de cualquier otra carrera, ya que la disciplina y el orden para el estudio nunca pasarán de moda.

Y bienvenido de regreso a clases, la mejor época del año.

Gracias.