¿Somos esclavos de la tecnología?

0
80

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Qué pregunta tan fuerte, unos dirán no, yo no, yo ni celular tengo, bueno, ni computadora tengo, mis pagos los hago todos en el banco.

Pero qué cree, ahí también es con apoyo de la tecnología, en base a que ese pago que hará usted en el cajero o cajera, este lo pasa a su cuenta y lo hace en base a una computadora, no lo hizo usted, pero el cajero sí lo hizo e indirectamente usted está usando esa tecnología, el problema está en hacerse esclavo de esa tecnología.

Se realizó un estudio en que se valoró el tiempo real de actividad de las personas usando el internet, y arrojó resultados que ponen a pensar a cualquiera.

Los adolescentes de esta época, jóvenes entre los 14 y 19 años de edad actual, pasan más tiempo conectados en el internet, llámele redes sociales, chatear, instagram, mapquest, wise, y todas esas aplicaciones que las personas que trabajan directamente en empresas que usan el internet como comunicación, esencial para su trabajo.

Y esta situación ha puesto a pensar cómo ya la tecnología va generando esclavos en las nuevas generaciones, dejando  incluso de leer libros, hacer ejercicio, ver la televisión o eventos deportivos por estar pegado, así es, clavados y haciendo su vida alrededor de sus redes sociales y alrededor de su computadora, su Ipad o su teléfono celular, siendo este último el que más adicción ha generado.

Imagínese que todo esto partió allá por 1843, una dama de esas aguerridas, la condesa de Lovelace, llamada Augusta Ada King, que construyó el primer algoritmo procesado por una máquina, considerada la primera programadora de ordenadores, exactamente aquí surgió esa maravillosa magia de tocar una tecla y que aparezca en la pantalla un mundo de información, de imágenes, ya le siguieron grandes cerebros de la informática entre los que está Bill Gates y muchos más.

Nos ponemos a pensar a la velocidad que van estos descubrimientos, en el siglo XX apareció el internet, y de ahí, de manera exponencial, se han desarrollado todas las nuevas tecnologías en informática actuales, con todas las aplicaciones actuales, banco en casa, altas en sistemas, actas de nacimiento, Curp, calificaciones en red, portales abiertos para acceder a información, enciclopedias en un segundo, todo esto aunado a las redes sociales, hacen que los jóvenes pasen más de la mitad de su día pegados a un ordenador o teléfono móvil. Haciéndolos adictos a la tecnología, no está aún considerada una patología, pero estoy seguro que pronto se podrá catalogar como una enfermedad psiquiátrica, factible de erradicar o dar tratamiento.

Y de ser esclavos pasamos a enfermos. No podemos abstraernos de la importancia de la tecnología, pero también debemos manejar que no puede ser dueña esta tecnología de todo nuestro tiempo, debemos hacer deporte, tener vida de relación, muchas de las depresiones de la juventud actual está en esa falta de capacidad de interrelación humana y esa alta tasa de frustración al tratar un joven de llevar una vida de relación adecuada con una sociedad, que además cada día cuenta con más tecnología y más alejada de lo que es una relación adecuada de un ser humano a otro.

Estas tecnologías rigen la ideología y la conducta humana, baste ver que antiguamente los presidentes usaban sus conferencias de prensa y actualmente usan el Twitter, y aquí es donde se aparecen nuevos modelos sociales, que hoy por hoy son una tendencia actual y muy moderna, sobre nuevos valores, dejando como obsoletos aquellos valores con los que crecimos los mayores de esta época.

He aquí un ejemplo muy claro; los jóvenes del siglo XX la manejan porque aprendieron a manejar esta tecnología, pero los jóvenes del siglo XXI nacieron con ella, los valores de ambas generaciones serán totalmente distintos, y si a esto agregamos que la brecha informática va íntimamente relacionada con la brecha económica, las personas estarán informadas y bien documentadas entre mejor ganen económicamente  tendrán mejor y más  acceso a la información porque cuentan con ordenadores y con internet, que en muchos lugares aun no los hay, sobre todo en países del tercer mundo.

Una noticia que pasaba en Europa, si bien nos iba nos enterábamos al día siguiente, que por telegrama o por teléfono se pasaba la información y las imágenes hasta el segundo o tercer día.

Recuerdo el Mundial de 1966, Inglaterra, TV en blanco y negro, ningún partido en directo, todos grabados y pasados una horas después, y ya había un satélite; los Panamericanos de Perú de este mes, nos enteramos en el mismo momento en que se desarrollaba la prueba y las medallas que iban ganando, la noticia es en el momento.

La tecnología ha impactado tanto a la sociedad, y sobre todo a la juventud actual, que esta tecnología es la que marca las preferencias, modas y pasa los momentos transcendentales del mundo actual.

Contéstese usted esta pregunta querido lector ¿somos esclavos de la Tecnología?

Gracias.