Ex Contralor pide frenar actos de corrupción en LC

0
212
Alejandro Sánchez García, ex Contralor Municipal.

* El ex Contralor Municipal Alejandro Sánchez García, en entrevista telefónica, hace graves señalamientos por presuntos actos de corrupción cometidos por la alcaldesa Itzé Camacho Zapiain; dice le ofreció 40 mil pesos mensuales para que no presentara ninguna denuncia en su contra.

Por Rafael Rivera Millán

A raíz de la noticia divulgada ayer martes, relativa a la detención de Rosario Robles Berlanga, ex dirigente nacional del PRD y ex secretaria de Sedesol y de Sedatu en el gobierno de Enrique Peña Nieto, el ex Contralor Municipal, Alejandro Sánchez García, en entrevista telefónica dijo que a través de la Auditoría Superior de Michoacán y de la Fiscalía Anticorrupción, se deben frenar diversos actos presumibles de ilícitos y corrupción, ya denunciados por él ante un Juez Federal de Uruapan, en contra de la alcaldesa Itzé Camacho, como el hecho de tratar de presionarlo a través de la dirigencia estatal de Morena, que le ofreció a nombre de la edil, la cantidad de 40 mil pesos mensuales para que no presentara ninguna denuncia en su contra, luego de que fuera destituido como Contralor a principios de junio de este año.

Dijo que a su modo de ver las cosas, no tarda la Auditoría Superior de Michoacán y la Fiscalía Anticorrupción en voltear los ojos hacia el gobierno local, porque hay ya varias denuncias en materia de peculado que involucran a funcionarios municipales, como el hecho de haberse percatado, cuando era Contralor, de que la alcaldesa autorizaba préstamos personales a por lo menos 8 regidores y a pariente suyos, de los que más de 20, en línea consanguínea cercanos a ella, tiene trabajando en el municipio, lo que es calificado como nepotismo que ella prometió combatir.

Mencionó también que cuando fue Contralor, detectó una transferencia bancaria de una cuenta del municipio, de poco más de 200 mil pesos, la cual se hizo, según se ha sabido, pero sin especificar el concepto, al padre de la alcaldesa, a Desiderio Camacho Garibo, quien no puede ser funcionario municipal porque está inhabilitado para ejercer cualquier cargo público hasta el 2024, por lo que no hay explicación alguna el por qué se transfirió tanto dinero público a una cuenta de dicha persona.

Esto ocurrió el 11 de marzo de este año, y fue una de las causas que motivó que lo destituyeran como Contralor, esto es, por andar investigando cosas irregularidades.

Reiteró que a través del dirigente estatal de Morena se le ofreció por parte de la alcaldesa, la cantidad de 40 mil pesos mensuales, a partir de la fecha en que lo destituyeron como Contralor Municipal, para evitar que presentara amparos o denuncias en contra de la administración municipal, lo que en su momento informó al Juez Federal que conoce de la demanda de amparo que en su momento presentó en contra de Camacho Zapiain y otros. “Era una dádiva mensual, como lo ha acostumbrado a hacer la alcaldesa, te quita de un puesto y te da dinero para no hacer olas”, recalcó al afirmar que lo rechazó, y que el pueblo de Lázaro Cárdenas debe estar tranquilo, que pueden consultar el amparo que tramita en un Juzgado Federal de Uruapan, porque él era un Contralor de plena transparencia, no a modo.

Dijo que a raíz del incidente de falsedad en declaraciones a una autoridad federal que él presentó, el Juez Federal que conoce del asunto ha pedido nuevos informes a la alcaldesa y demás funcionarios involucrados, pero si le mienten otra vez, como lo dijo la vez pasada, Itzé Camacho y varios regidores y funcionarios municipales corren el riego de ir a una cárcel federal.