Recolectores piden apoyo federal para evitar muerte de tortugas y saqueo de huevos

0
102
Tres manadas de perros constantemente ingresan a la playa de Solera de Agua, donde se encuentra ubicado un campamento tortuguero a cargo del grupo El Bejuco en Movimiento, para matar las tortugas y comerse también sus huevos.

Por Rafael Rivera Millán

Además de la presencia de personas que ingresan a la playa no solo para saquear los huevos de tortuga o llevarse completo al animal, un problema que se está tornando grave, por lo menos en el campamento que integrantes de El Bejuco en Movimiento manejan en Solera de Agua, es la jauría de perros que por las noches entran a matar a las tortugas para comerse algo de su carne, o bien para escarbar en el sitio donde el quelonio deposita sus huevos para comerse parte de ellos, y el que queda en el nido queda dañado por las uñas de los animales y expuesto a la intemperie, y ya no sirve para ser incubado y lograr la reproducción de la especie.

Lo anterior fue señalado en entrevista telefónica con este diario, por Rafael Lemus Medina, Presidente de dicho Campamento, quien apuntó que se solicitará a la Armada de México realice recorridos en la zona y con el apoyo de la autoridad correspondiente, pueda capturarse a esos perros, que ya se han mostrado agresivos con los campamentos.

Indicó que ya tienen bien identificadas a tres manadas de perros, porque no es un solo animal que entra al campamento de Solera de Agua. Una está compuesta de y animales que son de una misma familia y otra de tres o cuatro perros más también de otra familia de Solera y otra más de Chucutitán, por las huellas que dejan en la arena cuando entran a hacer ese daño.

Los perros dijo, atacan a la tortuga cuando la descubren que está depositando sus huevos en esa playa, y si no las encuentran, con el ofato que tienen hacen hoyos para descubrir los nidos, se comen parte de ellos y los que dejan expuestos a la intemperie, ya no se pueden aprovechar, porque están rasguñados por las uñas de los animales y el producto del quelonio invariablemente se echa a perder.

Expresó que hasta el momento no han solicitado de manera oficial la intervención de la Armada de México, que es la autoridad que tiene injerencia en esa zona federal, aunque también lo puede hacer el Ejército o hasta la policía municipal, siempre y cuando los uniformados sean comisionado para ellos.

Ojalá dijo que la Marina pueda acudir en auxilio del quelonio, para que en coordinación con alguna otra autoridad, se pueda capturar a esa jauría de perros, que ya es agresiva con los campamenteros, para que se pueda evitar que más ejemplares o sus huevos sean dañados.

Asimismo indicó que aun cuando son unos 30 los que conforman dicho campamento, por ser todos campesinos o pescadores de la región, no todos, por sus actividades cotidianas pueden participar en la recolección de huevos, pues solo pueden hacerlo de día, y no por las noches, por la inseguridad que hay en la región.

Pero se encuentran con el problema de la falta de recursos, pues al no contar con una cuatrimoto, que esperan recibir por parte del gobierno estatal, por lo pronto utilizan un vehículo particular, que es una camioneta de 4 por 4, la que consume mucha gasolina, y pues se carece del recurso económico para adquirirla.

No obstante, en este inicio de temporada de arribazón del quelonio, llevan ya recolectados y encubados en la arena de dicho campamento, 116 nidos.