Derrame pleural

0
159

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Debo recordarle, querido amigo lector, que el espacio pleural es ese espacio que se presenta anatómicamente entre el pulmón propiamente dicho y la pared del tórax, es una cavidad en el tórax que mantiene una presión negativa para que el pulmón realice su función ventilatoria adecuadamente. Ese espacio entre el pulmón y la pared torácica se llama espacio pleural.

Existe en el pulmón como órgano y en la pared torácica una membrana que los cubre que se llama pleura, que es la membrana o tela, o capa que envuelve a pulmón y tórax generando ese espacio vacío con presión negativa, esta membrana es de vital importancia para la respiración.

Cuando se colecciona líquido, sangre o alguna sustancia líquida en ese espacio pleural, le llamaremos derrame pleural, y ya se podrá imaginar el efecto negativo que presenta esta colección anómala de líquido en el espacio pleural, afectando la función respiratoria  de ese individuo, ya que recorta por completo esa capacidad de ese pulmón para realizar su función disminuyendo las concentraciones de oxígeno que pasan a la sangre.

A esa colección cuando es sangre se le llamará hemotórax; si es aire, neumotórax, y cuando es líquido se llamará derrame pleural. Cuando es material purulento se llamará empiema, y si es líquido linfático se llamará quilotórax.

Muchas veces el líquido no es detectable clínicamente, y se tiene que recurrir a una radiografía del tórax o a un ultrasonido, debido todo esto a que el líquido inicialmente no dará síntomas, se puede llegar a necesitar hasta una tomografía axial computarizada con el objeto de hacer el diagnóstico.

Cuando el derrame es demasiado, se presentarán datos francos de insuficiencia respiratoria, algunas de las causas desencadenantes de derrame pleural  son abscesos hepáticos amebianos, cirrosis, coccidioidomicosis, algunos fármacos como son la hidralazina, procainamida, isoniazida, fenitoína, clorpromacina, Nitrofurantoína, bromocriptina, dantroleno y procarbazina, la insuficiencia hepática, insuficiencia cardiaca, Insuficiencia renal, cirugía de tórax, colocación de sondas o catéteres inadecuadamente, pancreatitis, neumonía, embolia pulmonar, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, tuberculosis y los tan temidos tumores tanto pulmonares como de mediastino.

El tratamiento se deberá aplicar eliminando la causa que lo desarrolló y sacando el líquido o la sangre de la pleura en base a una toracocentesis; que es una punción en base a un catéter, exactamente  de la zona pleural para extraer el exceso de la cantidad de líquido.

Y atacar la enfermedad que hizo que se presentara el derrame, por ejemplo si el derrame se presenta por insuficiencia renal, tratar de sacar ese líquido excedente de ese paciente mediante diálisis peritoneal o hemodiálisis, y así con cada caso en específico, si el derrame es por una cirrosis, mejorar la carga de proteínas y favorecer la uresis en ese paciente para quitar la posibilidad de derrame pleural.

Es una patología no muy rara, lo raro es diagnosticarla adecuadamente y en el momento inicial o incipiente del padecimiento, porque se hace el diagnóstico cuando ya el problema está muy avanzado, y se debe actuar rápido para evitar datos de insuficiencia respiratoria, en ocasiones la sola toracocentesis no es suficiente para mejorar la presencia de ese derrame pleural, siendo necesario hasta la colocación de un sello de agua conectado a un pleur evac con el objeto de reexpandir el pulmón con presiones negativas y sacar todo el líquido que se pueda haber juntado en la cavidad pleural.

Gracias.