Enfermedad por arañazo de gato

0
150

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Esta es una enfermedad infecciosa, que es producida por una bacteria llamada Bartonella henselae.

Realmente no es una enfermedad grave y en ciertos casos es hasta auto limitada, pero hay casos que la bacteria puede permanecer por largo tiempo en la persona infectada, esta enfermedad la describió por primera vez en 1889 Henri Parinaud.

Ya en 1950 Robert Debré describió al gato como el reservorio natural de esta bacteria y enfermedad, pero se sabe también que la pulga en el gato también es un vector a considerarse.

Para transmitir esta enfermedad, debe un ser humano haber sido rasguñado por un gato, situación que inicialmente es de lo más banal y sencillo que se pueda imaginar, al comentar – tan solo es un rasguño de gato- en un brazo, en la cara o en una pierna, que son los lugares donde más comúnmente los gatos arañan a las personas, sean o no sus dueños.

Al rasguñar, el gato inocula con sus uñas a la bacteria, que es inyectada literalmente en la herida que le propició a ese paciente, en ese caso la herida se inflama y comienzan los problemas a nivel local alrededor de la herida causada por el gato, iniciando con dolor y endurecimiento de tipo inflamatorio en el sitio de la lesión y con inflamación del área de los ganglios linfáticos, si fue en la pierna a la ingle, si fue en el brazo a la axila y si fue en la cara al cuello, condición que le llamamos en medicina linfadenopatía regional, formándose ocasionalmente una pápula en la zona de la lesión, una especie de vejiguita menor que queda alrededor de las heridas.

Los casos se auto limitan, pero la linfadenopatía, o sean los ganglios inflamados, esos siguen persistentemente activos por meses, existiendo complicaciones en pacientes inmunodeprimidos, complicándose esta patología, llegando a presentar complicaciones severas por la inmunosupresión a la que están expuestos este tipo de pacientes.

El diagnóstico se hace con el antecedente del arañazo del gato, así como la presencia de la lesión en la herida y en los ganglios linfáticos inflamados, verificar el antecedente del arañazo del gato que muy pocas personas lo toman en cuenta, los pacientes considerándolo nada importante para el padecimiento del paciente, es importante para el diagnóstico que solicite un cultivo de la Bartonella de muestras de la sangre o de un ganglio linfático, con el único inconveniente que tarda de 9 hasta 40 días.

Actualmente el diagnóstico definitivo lo realizamos con la titulación de anticuerpos séricos, usando enzimas de inmunoanálisis, para Inmunoglobulina M, y a la Inmunoglobulina G, así como técnica de inmunofluorescencia de tipo indirecta, todo esto con una sensibilidad de hasta el 88 % y una especificidad del 97 %, mucho mayor que para ELISA.

El tratamiento para la enfermedad por arañazo de gato no se ha logrado establecer un tratamiento específico, ya que este cuadro es sumamente auto limitado, algunas veces el cuadro se resuelve espontáneamente y sin tratamiento médico y sin antibióticos.

Dentro de los antibióticos recomendados para el tratamiento de la Bartonella, está la Azitromicina, ayuda mucho en la desaparición de los ganglios, ya con una enfermedad más severa otros esquemas antibióticos han demostrado ser sumamente efectivos en la eliminación de esta bacteria; como es la doxiciclina en combinación con rifampicina, son mezclas de antibióticos que ayudan a la erradicación de la enfermedad por rasguño de gato.

Gracias.