Nadie ha movido un dedo para cambiar estatus de la costa: MHL

0
106

Por Francisco Rivera Cruz

Para Moisés Hernández Lozano, presidente de la asociación civil Bejuco en Movimiento, sigue sin infraestructura y en atraso social y económico la costa michoacana, mientras nadie ha hecho nada respecto a la solicitud de hace más de un año de cambio de estatus del área para que se pueda acceder a programas sociales y recursos, que están imposibilitados por categorización de “zona industrial”.

Lo peor es que el gobernador Silvano Aureoles y a la alcaldesa María Itzé Camacho parece no importarles la situación de la franja costera, por lo que la agrupación que preside siente mayor necesidad de promocionar y desarrollar los servicios turísticos que posibiliten algunos empleos.

La situación de desempleo se acentúa en la zona costa sierra. Aunque ya campea desde Acalpican de Morelos, apuntó.

En diciembre de 2018, a convocatoria de Bejuco en Movimiento, 18 autoridades, entre ellos Jefes de Tenencia, Encargados del Orden y Comisariados Ejidales firmaron petición a las autoridades y legisladores a que se corrigiera el estatus de la Costa de Michoacán que tiene categoría de industrial, cuando transita entre carencias y pobreza extrema.

La solicitud, entregada a la alcaldesa cardenense, diputados locales y federales, explicaron entonces, era porque al hacer el cambio se podría aspirar a programas y acciones de gobierno para superar rezagos.

Hernández Lozano, entrevistado por Gente del Balsas, y a pregunta expresa, dijo que el gobierno municipal ha sido de puras promesas, y recordó algunos ofrecimientos para mejorar, construir fosas sépticas y un depósito de agua, de los que se debe una explicación sobre si han faltado recursos o ya se cayó en olvido.

Al rememorar cómo nació el colectivo, dijo que el propósito cinco años atrás fue promover las playas, porque algunas con la nueva carretera quedaron aisladas.

Hoy es un grupo grande y muy fuerte que en varias campañas de limpieza ha levantado más de 150 toneladas de desechos, que debería juntar y retirar la autoridad, “no nos vamos a ahogar en la basura”.

El problema es que la basura levantada en estos cinco años se lleva a un basurero a cielo abierto de donde baja en las corrientes para terminar en el mar, deseando que se rompa con ese ciclo porque se convierte “en cuento de nunca acabar”.

Y a propósito del tiradero al aire libre de San Juan Bosco, ofreció a la autoridad municipal apoyo, trabajo y gestiones o lo que se necesite para cambiar por el verdadero rellenos sanitario que merece el municipio.

El líder de la asociación ecologista, consideró que para apurar a una cultura de mayor limpieza y menos basura, se ocupa que se moleste bolsillo y apliquen multas, ya acabó el tiempo de educar y sensibilizar.

Sobre qué ha sido el sostén de la agrupación, dijo Moisés Hernández que no han tenido apoyo de ninguna autoridad ya que con dificultad se abre en campañas grandes apoyo para gasolina y bolsas para recolectar los desechos. Son comercios pequeños y ciudadanos, los que fortalecen con maquinaria, alimentos y solventar las necesidades, expuso.

Ante la falta de acción de las autoridades, la agrupación trabajará todavía mucho en limpieza y capacitación de los prestadores de servicios para alcanzar desarrollo que permita a su gente vivir decentemente y compitiendo con cualquier lugar del mundo.