Se impone Campamento Tortuguero de Solera de Agua meta de 125 mil tortugas

0
87
Rafael Lemus Medina, Presidente del Campamento Tortuguero de Solera de Agua y Moisés Hernández Lozano Presidente de El Bejuco en Movimiento, A. C., durante la entrevista con el Noticiero Gente del Balsas, que conduce el director de este diario Rafael Rivera Millán.

Por Francisco Rivera Cruz

Al trabajar por la satisfacción de proteger a la tortuga marina, una especie en peligro, no podemos pelear con los depredadores porque no se nos paga y no vale la pena arriesgar nuestra integridad, declaró Rafael Lemus Medina, presiente del Campamento Tortuguero de Solera de Agua.

Lo dijo mientras sugería a quienes sustraen huevos a evitar llevar perros porque estos se han convertido en amenaza no sólo para lo depositado en las arenas por las tortugas, sino para las tortugas mismas, al lesionarlas y matarlas.

Entrevistado por Gente del Balsas, se dijo satisfecho por los logros, ya que teniendo meta de liberar 100 mil tortuguitas, se ha puesto en mar a 115 mil 098 crías, y todavía faltarán por nacer unas mil.

Al adelantar que se pondrían meta de 125 mil para el ciclo siguiente, dijo que se tuvieron pérdidas por las condiciones climáticas, sobre todo durante la sequía y porque se recolectamos nidos dañados por depredadores de la tortuga.

No hubo nacimientos, pero nos quedó la experiencia en el caso de nidadas recolectadas y que tenían afectación por depredadores, como perros, zorrillos, zarigüeyas y el hombre, detalló.

Al preguntarle por los apoyos gubernamentales, dijo que trabajan por el gusto de contribuir al medio ambiente, sin remuneración económica ni apoyos, sobreviviendo de la respuesta altruista y voluntaria de asistentes a las liberaciones, que aportaron dinero para combustible de las cuatrimoto y víveres.

Aunque en este punto agradeció al titular de Semaccdet, Ricardo Luna García, por donación de cuatrimoto  y materiales para construir el corral del campamento de protección.

Comunicó que entre los nidos que resguardan, están dos de laúd, de los que el primero está por nacer y el segundo nacerá por allá del día 25 de este mes.

Al situar que una hembra de laúd, deposita 60 huevos como máximo y una golfina hasta 140 en una sola postura, dijo que ante la rareza de ejemplares de la primera especie, es que se tiene interés en el comportamiento, nacimiento y liberación.

Respecto a la propuesta de que se haga composta con las cascaras de tortugas nacidas, dijo que ya se aprovecha en el Rancho El Malacate, que tienen en esa zona, y se espera igual se aproveche en otros campamentos de protección al quelonio marino.