NO SE APROVECHÓ TURÍSTICAMENTE EL ENCALLAMIENTO DEL BUQUE BETULA

0
173
Alonso Ramírez Galeana, Presidente del Campamento Tortuguero de El Habillal y Jesús Vázquez Segura, jefe de Tenencia Suplente de El Habillal.

* El Campamento Tortuguero El Habillal ha liberado 432 mil crías de tortuga marina desde que existe, hace cuatro temporadas.

Por Francisco Rivera Cruz

Para Alonso Ramírez Galeana y Jesús Vázquez Segura, presidente del Campamento de Protección y Conservación de Tortuga Marina El Habillal y jefe suplente de la tenencia de El Habillal, no se aprovechó ni se aprovecha turísticamente el encallamiento del barco carguero El Betula.

El primero fijó que del atractivo turístico que se condiciones de clima originaron hace 25 años, permanecen restos dando lugar a un arrecife que también se podría explotar en deportes como buceo y snorkel, aunque en reducida temporada, dadas las condiciones de oleaje propias de la zona.

Si bien a un cuarto de un siglo de regalado a la zona el encallamiento, el casco del navío de origen noruego fue desintegrando, y hace un par de años los golpes de ola y la oxidación por la sal marina, derrumbó proa, los restos sirve para un arrecife, en el cual se puede hacer pesca por arponeo y algunos otros deportes, aunque sólo de noviembre a febrero, cuando el oleaje disminuye intensidad.

Vázquez Segura por su parte apunta que hay gestiones por la jefa de tenencia Norma Carmona Oceguera y de la propia presidente municipal María Itzé Camacho para aprovechar el área turísticamente, pero aun así, estima que existen acontecimientos importantes que deben aprovecharse.

De hecho, el complejo Villa Dorada explotó de mejor manera el atractivo de El Betula cuando realmente, el barco quedó varado frente a Playa La Carpa, en la llamada Barra del Tigre, anotó mientras se preguntaba si hubiera algún proyecto para enramadas o cabañas en la zona.

Señaló que para que repuntara el turismo, se necesitaría realizar obras de infraestructura carretera, para un acceso adecuado dado que de lo que se dispone es de caminos saca cosecha, porque las vías son terracería plena.

Durante entrevista con el noticiario Gente del Balsas, se informó que los trabajos en favor de la preservación de los quelonios marinos que a esta zona arriban, el Campamento Tortuguero El Habillal, ha liberado 431 mil 828 crías en cinco años de operar.

Detalló Ramírez Galeana que en el ciclo actual, que ha cerrado para la especie golfina, de esta se ha resguardado mil 546 nidos depositando 140 mil 961 huevos, lo que ha permitido liberar 120 mil 88 crías.

En el caso del ciclo 2018-2019, se protegieron 2 mil 03 nidos y en ellos 168 mil huevos, que permitieron nacimiento y liberación de 140 mil 700 crías.

De los ciclos trabajados, éste último es el de repunte, lo que se debe a que se abarcaba un área mayor de recolección, que ya se redujo este año al entrar en servicio el Campamento El Centenario, y sólo atender ahora 4 kilómetros, explicó.

En el periodo 2017-2018, se tuvo que cuidar a 870 nidos y en ellos a 78 mil 300 mil huevos, que dieron  62 mil 640 crías.

Siendo que en 2016-2017, se resguardaron 77 nidos con 67 mil 500 huevos que derivaron en 54 mil 400 crías, mientras que el primer año, en el ciclo 2015-2016, velaron 700 nidos, que de sus 63 mil huevos nacieron 54 mil crías.

Se mencionó que el repunte de los últimos años, además de que redujeron la depredación, se contó con cuatrimotos que facilitó la Semaccdet, que dirige Ricardo Luna García y gestionaron los dos últimos titulares de la Comisión de Pesca del gobierno del estado.

Sobre los problemas que enfrentan para las tareas de conservación de la tortuga golfina, en situación de amenaza, y laúd en verdadero riesgo de desaparecer, dijo que en los 4 kilómetros que les corresponden, se ha logrado disminuir a los depredadores con vigilancia constante, en cuatrimoto, a pie y por playa.

El año pasado había jauría de perros que daban bastante lata, y el asunto empezaba a ser complicado, sin embargo este año ya no se da porque los animales han preferido otros rumbos en la misma playa.

En materia de visitas, se dieron este ciclo 55 actividades al recibir público de la región  de Lázaro Cárdenas, y otros municipios michoacanos, centralmente Uruapan y Morelia; de vecinos estados como Querétaro y Guanajuato, y de fuera del país, al atender a curiosos que se maravillaron del espectáculo de nacimiento y regreso al mar, provenientes de Estados Unidos, Austria, Alemania, Canadá.

Hubo el recuerdo de que la tortuga marina facilita equilibrar los océanos, ocasionando el saneamiento de dunas de arena, además de alimentarse de hasta con una tonelada de medusas, habitante tóxico para mar, los peces y el hombre.