GASTRONOMÍA Y TORTUGA, SON PIVOTES TURÍSTICOS DE LA COSTA MICHOACANA

0
74
Jorge V. Mendoza Garibay, Presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de la Costa Michoacana, A. C.

* No obstante no contar con gran infraestructura hotelero, la costa michoacana tiene para competir con sus bellezas naturales y la rica y variada gastronomía, dice el dirigente de los hoteleros y restauranteros, Jorge V. Mendoza Garibay.

Por Francisco Rivera Cruz

Después de nuestra sabrosa gastronomía, la tortuga es fortaleza de la costa michoacana donde hay cien hospederías de cualquier nivel, desde cabañas rústicas hasta hoteles de cuatro estrellas y de cadenas, señaló Jorge Valente Mendoza Garibay, Presidente de Hoteles y Restaurantes Costa Michoacana.

De la seguridad, dijo que como destino turístico, esta zona no ha registrado ningún incidente directo al turista, “Habrá fallas en otras cosas, pero no en seguridad”, afirmó.

Por eso, esta región no ha estado en la lista de las ciudades de alerta de Estados Unidos para no visitar, agregó el empresario en entrevista con el Noticiario Gente del Balsas.

La Costa tiene necesidades de comunicación, y sin embargo es altamente atractiva, y competencia de destinos turísticos de Guerrero, lo que se prueba con las altas concurrencias de las temporadas altas, dijo antes de pasar a describir las características de cada destino.

Así, hizo referencia al corredor gastronómico Eréndira-Playa Azul, incluida Playa Tortuga, donde es lugar para halagar el paladar con una mariscada; que La Soledad es el punto por excelencia para disfrutar de los buenos alimentos.

En Playa Azul se puede comer el sabroso molcajete de mariscos y las tiritas de pescado; mientras en el bonito espejo de agua de Caleta de Campos se puede hacer deporte y consumir deliciosa sopa de mariscos.

En Nexpa se puede practicar surf y quedarse en cómodas cabañas; en Faro de Bucerías comer frescas y sabrosas langostas; disfrutar de las olas de Playa La Llorona, que toma su nombre del ruido que hacen sus arenas y en Colola, vivir la experiencia que da el ser santuario de tortuga marina.

Surfear en La Ticla, en Ixtapilla entender por qué es famoso por sus arribazones de tortuga; en La Manzanilla sentir la estancia en la considerada como una de las playas más hermosas del Pacífico, y además, en esteros de la Costa, apreciar la migración de aves, como la espátula rosada.

Cierto es que en la Costa Michoacana no existen hoteles de las grandes cadenas, pero el visitante puede gozar la tranquilidad y la calidad de servicios que ofrecen prestadores de servicios directos, generalmente sin intermediarios, expuso Mendoza Garibay.

Indicó que la Costa tiene promesa de seguir siendo destino para muchos, en parte por las bellezas y en parte porque no mejora la economía nacional y los servicios están al alcance.

Por lo que ve a la Ruta de la Tortuga que se ha querido impulsar desde años atrás, dijo que, como otros planes, se ha quedado en el papel y en “muy buen intento”, sin embargo, los prestadores de servicios turísticos no quitan el dedo del renglón de crearla.

Ahora, hay tareas en marcha para que desde un Consejo Consultivo de Turismo para la Costa Michoacana se impulse la costa, que puede carecer de infraestructura pero no de buen servicio al paseante, aseveró.