gRAFITO

0
83
Solo 13 estados del país se han adherido al INSABI, que vino a sustituir al Seguro Popular, mientras que 19 más lo están pensando.

El Insabi, una apuesta que inicia con cargo al pueblo

Roberto Tapia

Llegó a hacer tan popular como su nombre lo indica, que el Seguro Popular traspasó fronteras, e hizo que los paisanos voltearan su mirada hacia su país que por la falta de oportunidades los obligó a emigrar, dejando atrás sueños y familia por abrazar el sueño americano.

Tal el caso de José Luis M que a pesar de tener una carrera técnica y provenir de un pueblo con pocas oportunidades para el desarrollo tuvo que dejar todo atrás sin pensar que a la vuelta de los años regresaría para recibir un poco de atención a través de un programa de salud gratuita, pese a que en su operatividad lo tachaban de malos manejos y de “caja chica” de políticos en el poder.

“Soy migrante desde 1987 y cuando me enteré de que en mi país había un programa de atención medica gratuito no lo podía creer, y no dudé en venir a atenderme de una hernia inguinal que no me dejaba trabajar al cien”.

Historias de atención médica a través del Seguro Popular, como la de José Luis se han escuchado, pero hoy los comentarios son distintos, tanto en el transporte público, como en un café u oficina, las personas que no cuentan con seguro social lamentan que el gobierno de Morena los haya olvidado y apostara por un servicio que en su arranque sólo afecta a los más necesitados.

Y es que el Seguro Popular atendía a 57 millones de mexicanos, pero en el estado era la diferencia o la única manera de una atención médica digna de más 2 millones 309 mil michoacanos, que en los últimos cuatro años la administración de Silvano Aureoles Conejo compaginaba con programas estatales para coadyuvar a fortalecer los derechos sociales de las personas en situación vulnerable.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), podrá tener las mejores intenciones y representar la gran apuesta de la Cuarta Transformación (4T) en materia de salud, pero la realidad es que los servicios a los que se podía acceder, hoy los reciente el pueblo, que llega a los hospitales o centros de salud donde se atendían de forma habitual, y que con el nuevo esquema no lo pueden hacer.

Lo cierto es que a más de 400 días de la 4T no hay reglas claras que expliquen a los usuarios en que consiste o como pueden continuar con sus tratamientos o atención para sus padecimientos y finalmente el ciudadano de a pie es el único afectado.

Los malos manejos y que no cubría todas las necesidades médicas, fue lo que orillo al Gobierno Federal a realizar cambios drásticos y que en el caso de Michoacán, las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación que en 2011 reveló desvíos por 2 mil 500 millones de pesos cuando las riendas del estado estaban a cargo de Leonel Godoy Rangel, que hoy es el segundo al mando del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), como Secretario de Organización y responsable del padrón nacional de militantes.

No obstante, bien o mal el INSABI ya está y de acuerdo con su director, Juan Antonio Ferrer, ya se han adherido al plan general de salud 13 estados y 19 siguen en el análisis -como es el caso de Michoacán-, para firmar el convenio.

Los servicios

El Instituto comparte en su página: “Este nuevo sistema se encargará de proveer, garantizar la prestación gratuita de servicios de salud de primer y segundo nivel, la dotación total de medicamentos y demás insumos asociados, a las personas sin seguridad social”. Además, señala que “se respetarán los derechos de las personas que cuenten con afiliación vigente al Seguro Popular”.

Los servicios médicos de primer nivel son aquellas acciones de promoción de la salud, prevención de enfermedades y atención ambulatoria a la morbilidad más frecuente brindada por médicos generales y personal de enfermería, con el apoyo de la comunidad. En este nivel se atiende aproximadamente 80 por ciento de los padecimientos y es en el que se llevan acciones preventivas.

En caso de que un paciente lo requiera, es canalizado al segundo nivel de atención en el sector salud, en el cual se brindan las especialidades básicas en hospitales generales o de especialidad y cuenta con servicios de diagnóstico de imagenología y laboratorio. Las principales especialidades que se contemplan en este nivel son: cirugía general, medicina interna, ginecología, obstetricia y pediatría. El tercer nivel de atención médica es de mayor especialización y complejidad; en este grupo se incluyen los Institutos Nacionales.