POLÍTICAS E INTERESES IMPIDEN QUE EN MICHOACÁN PROGRESEN LOS PESCADORES

0
291
Casto García Serna, dirigente de la Federación de Pescadores Ribereños, reiteró anoche la advertencia de volver a manifestarse en el Recinto Portuario.

* Pescadores ribereños confían en que el gobierno federal atienda sus demandas, o de lo contrario se volverán a manifestar al interior del Recinto Portuario.

Por Francisco Rivera Cruz

Sin liberar permisos para capturar algunas especies y bloqueo desde el mismo sistema portuario que cree que al desarrollarnos vamos a ocupar ámbitos de ellos, condena al sector de la pesca en Lázaro Cárdenas a prácticamente ser espectador, juzgó Casto García Serna, dirigente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de Lázaro Cárdenas.

Explicó, entrevistado en el Noticiario Gente del Balsas de anoche, que ninguna administración estatal le ha puesto interés a la pesca y todavía hay un monopolio que incide y “nos deja en desventaja”.

Se podría trabajar la maricultura, y tampoco fluyen los permisos, que porque tenemos el poder económico del puerto, mientras es un elefante blanco la lonja pesquera, que no opera por faltarle algo de equipamiento y los permisos para pescar.

Bien se podría pescar atún que por las condiciones marinas está a unas seis millas de Lázaro Cárdenas, agregó el dirigente que inició narrando cómo fue que se iniciaron en la lucha social, allá de octubre de 1991, defendiendo su fuente de ingresos y denunciando la contaminación, lo que les ha costado cárcel y persecución.

Hay minuta firmada con el gobierno federal, y como otras veces y otras administraciones no les han dado resultados, tienen en miras el 28 febrero volverse a manifestar en recinto portuario, señaló.

Cuestionado por seguidores del noticiario, quienes lo llamaron cínico y chantajista, dijo tener la camisa puesta para defender su trabajo y señalar la contaminación industrial y de la sociedad que debería atender el gobierno municipal, y recurriendo a la frase de no podemos ser moneda de oro, recordó que cuando nació este lugar no era puerto, sino una comunidad de pescadores y agricultores, y al industrializarse este punto geográfico, aterraron los esteros donde pescaban.

No creemos que hay chantaje cuando se ha demostrado científicamente que hay contaminación, defendió. Advirtió que será incierto el futuro de Lázaro Cárdenas y las próximas generaciones si no se hace algo, por lo menos denuncias.

Cuestionado por qué les han dado apoyos de vivienda en muchas ocasiones, Casto García dijo que no han pedido una vivienda, aunque se ha manejado esa información.

Se dice que algunos asentamientos o conjuntos de vivienda han sido para los pescadores por estar en el área del Río Balsas, donde ni siquiera 50 por ciento son pescadores. Se ha reubicado a habitantes del río sí, pero a pescadores no, subrayó.

Nunca las viviendas han estado como negociación, aunque ahora en El Limoncito, sí aspiran a un espacio, aunque no se ve para cuando dado que está en condiciones de irregular, por diferencias y encono entre el Ejido y el Gobierno del Estado encono.

Respecto al “borbollón de la muerte”, yesoducto roto por el que Fertinal tira desechos al mar, dijo que el ducto de 24 pulgadas de espesor, se planeó para un kilómetro y 200 metros hasta una falla geológica, sin embargo está vertiendo a 100 metros del rompeolas.

Debido a la toxicidad y metales pesados de lo que se vierte, los bancos de ostión, langosta, otros bivalvos y crustáceos han desparecido en amplia zona donde si bien el pescado grande no muere, sí los alevines y peces que en sus branquias atrapan la nata que les provoca muerte por asfixia.

Comentó que seguirán renegando y denunciando, porque es el único recurso que les han dejado y que la Administración Portuaria Integral “debe poner la primera piedra de solución”.