gRAFITO

0
128
Con la federalización de la nómina se espera que ya no haya más interrupciones de clases para miles de niños.

Un pacto por la educación

Roberto Tapia

A propósito del Nuevo Acuerdo por la Educación firmado por el Gobierno Federal y Estatal, que pone fin a tres décadas de bloqueos de trabajadores de la educación para exigir su pago a los gobernadores en turno, desquiciando la movilidad de las ciudades y dejando a niñas y niños sin clases.

El pasado 23 de enero de 2020 el Gobernador Silvano Aureoles Conejo informaba a los michoacanos, por medio de diversas plataformas de comunicación que “el trabajo conjunto, a través de gestiones y reuniones constantes con el Gobierno Federal por casi un año, fueron materializadas con la firma del nuevo acuerdo educativo que da certidumbre en el pago de salarios y prestaciones a las y los maestros de Michoacán, que cuentan con plaza estatal”.

El porcentaje de ahorro, dijo el mandatario estatal, “no lo puedo precisar porque estamos en el ajuste de las cifras. Yo creo que vamos a andar en el 12 por ciento del global, pero hasta que no revisemos todos los papeles lo sabremos con exactitud”.

UNA VENTANA AL PASADO

En una visita de Silvano Aureoles a la colonia Infonavit La Colina, de la ciudad de Morelia hace poco más de un año -donde participó en el programa Pintando Alegría- habló sobre la falta de liquidez para hacer frente a la nómina de los mentores.

Ahí, antes de ponerse a pintar, el mandatario habló con los colonos del conflicto magisterial desde sus inicios: “El problema es que no se tenía el dinero cuando se contrató a muchos maestros que se quedaron como estatales; en el año de 1994 los gobiernos de la República y Estado signaron un convenio para que toda la educación se transfiriera a Michoacán, en el cual se acordó que la federación ponía 88 pesos de cada 100 y el Estado 12 pesos.

Así avanzó, pero en el año 2007, el Gobierno Federal firmó un convenio con el Sindicato de Maestros y los gobiernos estatales que se sumaron al programa por la Calidad Educativa, pero Michoacán no se sumó, porque hubo inconformidad del sindicato y no dejaron al entonces jefe del Ejecutivo, Lázaro Cárdenas Batel, que firmara el convenio, desde entonces no mandan dinero para plazas de maestros a la entidad, sin embargo, se siguieron contratando a todos los egresados de las normales con cargo al presupuesto del gobierno del estado, pero no se tenía el dinero para pagarlo y creció la deuda.

Para 2007, dijo Silvano, había 6 mil maestros estatales y para 2014, la cifra creció a 35 mil, y sin dinero para pagarles. Caso contrario para los que tienen plaza federal, porque están en el Fondo Nacional de Nomina Educativa (FONNE). En 2013 se pudieron ingresar a todos los maestros a ese fondo, pero no quisieron los maestros agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), lo que provocó que se agudizara más el conflicto y luego me echaban la culpa a mí, ´pinche Silvano culero, no nos paga´, pero no es que yo no quiera pagarles, es porque no tenemos el recurso para hacerlo y se sigue contratando maestros y maestras sin dinero.

Y antes como sí se les pagaba, dijo el mandatario, pues se solventaba con recurso del Seguro Popular y Seguridad Pública, por eso tronaron los servicios de Salud y no le metieron dinero a Seguridad Pública. Del Seguro Popular se desviaron 10 mil millones de pesos para pagar la nómina y entonces tapamos un hoyo, pero destapamos otro, y yo he tenido que mejorar la infraestructura y en dos años, construimos 430 Centros de Salud, 26 hospitales regionales y reconstruir 38 que estaban tirados”.

Entre aplausos de los vecinos de La Colina, el mandatario continuó detallando el por qué no se les pagaba a los trabajadores de la educación y tajante sentenció: “Este año vamos a resolver este conflicto que afecta a 35 mil familias michoacanas, ese es mi compromiso, o metemos toda la nómina al FONNE o regreso todos los servicios educativos a la Federación, porque finalmente es responsabilidad del Gobierno Federal”, comentaba el jefe del Ejecutivo hace más de un año.

Sin prisas y bajo la sombra de los fresnos que rodean la cancha de basquetbol de La Colina, detalló que “sólo para pagar a los maestros de educación básica, el Estado operaba con un déficit de 5 mil 200 millones de pesos, porque en el año 2015 el Congreso del Estado únicamente autorizó 3 mil 800 millones de pesos de los 9 mil millones que se requerían para hacer frente a los compromisos con los trabajadores de la educación, por eso tomaban el dinero de Salud o Seguridad Pública o contrataban deuda y dejaban al Estado todo endeudado”.

Finalmente cerró su plática antes de hacer labores de pintor: “Es por eso por lo que los maestros estatales no tienen su pago quincenal o sus bonos, yo los comprendo, pues no es culpa de los maestros, fue culpa de origen, hubo una irresponsabilidad en ese momento de la dirigencia sindical y del gobierno en turno, que se pusieron a contratar sin tener dinero para pagar”.

Esperemos que hoy ese 12 por ciento que debe ser entre 3 mil 500 y 4 mil millones de pesos que se disminuirá a lo que se viene aportando al pago de los trabajadores de la educación, que eran alrededor de 10 mil millones de pesos, termine con los bloqueos que impedían el libre tránsito y el “hoy no hay clases porque hay paro magisterial”.

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.

Nelson Mandela

Primer presidente de raza negra elegido por sufragio universal en Sudáfrica y reconocido activista y precursor de la igualdad social.