En LC algunos tipos de cáncer tendrían origen en el trabajo

0
229
Dr. Gerardo García González, Oncólogo del IMSS, en el noticiero de este diario, dio a conocer acciones que pueden llevarse a cabo para prevenir el cáncer de mama.

Francisco Rivera Cruz

Lázaro Cárdenas semana a semana tiene al menos una mujer y un varón referidos al IMSS para estudios o atención de cáncer, y aunque hay factores incidentes o de contribución a la enfermedad, algunos casos podrían tener origen en la ocupación laboral, estimó el cirujano oncólogo, Dr. Gerardo García González.

El facultativo del Hospital General de Zona 83 del IMSS, dijo también que cuesta muy caro al sistema de salud la falta de cultura preventiva de padecimientos, porque los recursos darían mejor resultado de aplicarse en la acciones anticipatorias.

Invitado a este Puerto por la Jefatura de Enseñanza del IMSS local a raíz que el pasado 4 de febrero fue el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer, el especialista ofreció una charla, subrayando siempre la necesidad de prevenir, por todos los aspectos que engloba, empezando por ahorro de recursos.

Marcado que todos tenemos la posibilidad de desarrollar la enfermedad, y que hábitos y costumbres elevan riesgos como tabaquismo, alcoholismo, ingesta rica en carnes rojas y grasas, aunado a no actividad física.

Hay un antecedente que sale de contexto, la genética o herencia, sin embargo cuando se conoce en familia un caso, se pueden extremar precauciones y sortear la posibilidad de ser positivo.

Señaló el oncólogo que son los tumores cancerosos de mama, ovario y colon, de hecho el primero es todo un problema de salud pública, pues cada vez se va incrementando más.

Y se eleva porque en mil personas, se tendrían dos mil posibles casos, ya que cada una tiene dos mamas, y sin embargo está al alcance el autoexplorarse, y ahí el reflejo de la escasa cultura por la salud, pues pocos se preocupan en saber cómo explorarse.

El problema para el sistema de salud es que por desgracia, la mayoría de los casos se detectan cuando el mal está avanzado y cuesta caro para instituciones y familia someterse a un tratamiento.

Dijo que antes, los casos de cáncer cervicouterino ocupaban primer lugar y disminuyeron ante las insistentes campañas de detección,  el problema es que ahora colon en hombres y mama en mujeres están muy elevados.

Un factor que juega es el pudor, porque algunas mujeres no admiten que sea un médico quien la revise y valore. En otros casos no hay disponibilidad de hacerse un estudio, por el miedo a tener un diagnóstico positivo.

Subrayó sin embargo que un país que tiene una detección temprana importante favorece mucho a que los recursos sirvan atender a muchos y no para palear situaciones de cáncer avanzado, que cuesta mucho al sistema de salud.

Entrevistado, García González dijo que Lázaro Cárdenas envía pacientes de sospecha o cáncer a Morelia, siendo centralmente de mama y colon, habiendo disminuido de cáncer de estómago, gástrico y cervicouterino.

Anotó que da la impresión de haber un factor ocupacional, es decir que alguna tarea laboral fuera el origen de algunas tipos de cáncer, sin embargo, hacen falta estudios biológicos, registrar hábitos, situación ocupacional, marcar tendencia, siendo que como se hace actividad física disminuye el desarrollo de tumores.

Declaró que de mama son el 95% de casos que se dan en ellas, siendo también frecuente el de colon, aunque en ambos géneros, siendo más números en la mujer pero con mejor pronóstico frente a ellos.

Finalmente comentó que en materia de infraestructura, el IMSS tiene la capacidad de procedimientos, sólo que por la cantidad de pacientes deberían ser más cortos los estudios y citas.