Denuncia desplazamiento del tianguis por actuar de empleados municipales

0
413
Dianaly Bucio Díaz, denunció al funcionario municipal Adelfo Merino Cortez, de impedirle ocupar de nuevo un espacio en el tianguis de los días sábados.

Por Francisco Rivera Cruz

A pesar de ser comodín en el sistema de mercados tipo tianguis, el empleado municipal Adelfo Merino Cortez, está arrebatando derechos a vendedora y todavía el jefe de Mercados y Panteones, Gabriel Rosas Sevilla, amedrenta y presiona.

Dianaly Bucio Díaz, integrante de la Unión de Tianguistas de la Costa, AC, que dirige Merino Cortez, afirmó que el señalado, quien preside el Sistema Municipal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), haciendo mal uso de su poder, quiere quitarle el derecho a trabajar y un espacio ganado en el tianguis de Las Palmas, que se coloca los días sábados.

“Quiere dar mi derecho a personas foráneas, ¡no se vale! por un accidente me retiré, entregué a la mesa del Tianguis para que cuando mi salud lo permitiera lo volviera a ocupar y nunca he dejado de pagar mis derechos, pero ahora que mi salud me permite regresar, me lo impiden”.

A la puerta de Mercados y Panteones, mostró papeletas y documentos mientras decía que no ha dejado de cubrir pisaje, recolección de basura, luz y toda obligación de cualquier tianguista como si estuviera trabajando, “sólo que ahora que lo ocupo, cierran oportunidad y me amedrentan”.

Señaló que el pasado sábado 29 de febrero juntó 75 firmas de oferentes del mercado en cuestión que avalan que ese espacio le pertenece y ahí ha trabajado con venta de frutas y verduras.

Adentró Bucio Díaz que la agresión, al imponer a otra persona en el mismo lugar, no es todo, la mesa directiva que preside Merino Cortez ha exhortado a un compañero suyo con el que hace compras conjuntas a que no la apoye para ofrecer precios competitivos y que la gente tenga beneficios, dijo, se ocupa comprar en unión, “y hasta eso les molesta a los empleados de este Municipio”.

“La mesa directiva del tianguis está de testigo que entregué pero no definitivamente y es lo que no han querido entender los actuales”, dijo, afirmando que se lastimó de la columna, y si bien el diagnóstico médico inicial era que no se repondría, “me recuperé y ocupo mi espacio para pagar tratamientos y seguir trabajando”.

La mujer prosiguió: “Y aunque nunca he dejado de pagar, salen con que no aparezco y mi madre, ¿entonces el dinero de mis permisos?”, cuestionó.

Para variar, Gabriel Rosas, titular de Mercados y Panteones, poniéndose del lado de Merino, dice que el relajito que traemos dejaría repercusiones de quitarnos del tianguis, expone.