Vivienda, derecho humano y factor de desarrollo: Wilma Zavala

0
133
Existen más de 73 millones de mexicanos que carecen de vivienda, mientras que cerca de cinco millones de casas se encuentran abandonadas: Wilma Zavala Ramírez.

La vivienda es un derecho humano y un factor de desarrollo para las personas y para el país, por lo que es necesario generar las condiciones de posibilidad para que éste se materialice, apuntó la diputada Wilma Zavala Ramírez, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.
La legisladora hizo mención que existen más de 73 millones de mexicanos que carecen de vivienda, mientras que cerca de cinco millones de casas se encuentran abandonadas, lo que consideró absurdo frente a la demanda nacional existente.

Dio a conocer que para atender el crecimiento de la población se estima que en los próximos 20 años se demandarán 10.8 millones de soluciones de vivienda debido a la creación de nuevos hogares.

“La ONU establece que el derecho a la vivienda digna y decorosa es el que tiene todo hombre, mujer, joven y niño a contar con un hogar y una comunidad seguros en que puedan vivir en paz y dignidad”.

Wilma Zavala Ramírez apuntó que en el Diagnóstico del Derecho a la Vivienda Digna y Decorosa del CONEVAL, se reporta que la mayoría de los apoyos a la vivienda no se destinan a las entidades con mayor nivel de rezago de vivienda ni a las poblaciones necesitadas.

Además la legisladora informó que el 13 por ciento de los mexicanos que afirman ser propietarios de sus viviendas no poseen un título que lo avale, lo que propicia que, de igual modo, se encuentren en situación de vulnerabilidad.
“Los principales retos para el ejercicio del derecho a la vivienda digna y decorosa se sitúan en la alta presencia de rezago en la vivienda; en la dificultad de los más pobres para adquirir una vivienda; en la inseguridad en la tenencia de las viviendas, principalmente en el caso de las mujeres indígenas; y en la escasez de reservas territoriales para vivienda dotado de infraestructura y próximo a las fuentes de empleo”, lamentó.

Por ello, subrayó que el acceso a la vivienda debe partir desde un enfoque de derechos humanos, en donde las y los mexicanos cuenten con los mecanismos e instrumentos necesarios para su pleno ejercicio.