Sancionarán a quien no acate medidas preventivas por COVID-19

0
167
Anoche en el Noticiero que dirige el director de este diario, estuvieron la química María Antonieta Martínez Medina y la doctora Mónica Sánchez Méndez, jefa de Reglamentos del ayuntamiento, para explicar las medidas que conlleva la fase 2 del COVID para el sector turístico y comercial.

Por Francisco Rivera Cruz

Si es necesario se llegará a operativos por elementos de la Dirección de Seguridad Pública, además hay que recordar que está en marcha el Plan Marina y el Plan DN III y todavía refuerza la Guardia Nacional, dijo la Dra. Mónica Sánchez Méndez, en referencia a que en algunas regiones del país hay saqueos en la actual pandemia por coronavirus.

En este punto, la Jefa de Reglamentos Municipales, exhortó a no realizar compras de pánico y reprogramar los eventos sociales que se habían contemplado para estas fechas a modo de proteger a la familia al evitar concentraciones de personas. “las compras de pánico no van a resolver la situación”.

Durante visita al Noticiario Gente del Balsas, acompañada de María Antonieta Martínez Medina, Enlace de Turismo Municipal, recordó que se están reforzando acciones para cumplir con el protocolo dictado por la segunda fase del COVID-19.

La responsable de impulsar al sector turístico, por su parte, dijo que nada se está inventando porque la ruta de trabajo, que sigue el Comité Municipal de Salud está pautado por la Secretaría de Salud federal.

Las medidas que se acordaron reforzar son para control de riesgos a la salud, y para evitar la estrangulación de la economía el sector de servicios seguirá trabajando sólo que sin espacios cerrados y concentraciones de más de 50 personas.

No se ha instruido el cierre de playas, pero una medida drástica de ese tipo depende de las situaciones que se vayan presentando en los próximos días, y que se acaten las recomendaciones sanitarias que eviten propagación del virus.

Restaurantes, palapas y las playas mismas deberán apegarse a las medidas sanitarias reiteradas desde hace más de dos semanas: disponer de gel antibacterial, higiene extrema de áreas de contacto de los visitantes y clientes, desinfección constante, difusión de la información autorizada por la OMS y la Secretaría de Salud.

Además de reducir el número de mesas y con ello de clientes para bajar a los riesgos, siempre con sensibilidad y empatía.

Entrada en tema, dijo que no habría mejor lugar que la costa michoacana para soltar estrés dejado por esta pandemia, sugiriendo que se cambie de fecha para vacacionar.

La Jefa de Reglamentos, en su oportunidad, dijo que las medidas preventivas de hoy son las mismas de hace dos semanas: la sana distancia, evitar concentraciones y éstas se han reforzado con compras inteligentes en las que sólo uno de familia salga a realizarlas para evitar la cadena de transmisión del COVID-19.

Los flayers, spots, pláticas y mensajes se han vuelto reiterados porque si bien es inevitable el contagio, se busca prolongar espacio para evitar congestionar los servicios de salud.

Señaló que negocios de alimentos, de servicios y mercados no se cierran, pero en cambio se recomienda no tengan espacios cerrados ni aglomeraciones. Se mantengan distancia y preferentemente salga de compras quien no esté con salud comprometida o en el sector de riesgo.

Informó que se ha ido trabajando información con los distintos segmentos de comercio y servicios, tocando en lo siguiente a los bancos, para que consideren la misma dispersión dentro y fuera, ya que se ha visto que adentro atienden de tres a cinco clientes, pero afuera se hacen conjuntos de personas.