ORDENAN CIERRE DE NEGOCIOS NO PRIORITARIOS EN EL MUNICIPIO

0
120
En sesión extraordinaria de cabildo celebrada el día de ayer, se acordó el cierre del primero al 30 de abril, de diversos negocios o establecimientos no prioritarios en el municipio.

* Cabildo de LC acuerda cierre de bares, centros nocturnos, licorerías, gimnasios y hasta restaurantes por la emergencia sanitaria.

Por Rafael Rivera Millán

En sesión de cabildo extraordinaria celebrada la tarde de ayer, el cabildo del ayuntamiento local aprobó por unanimidad de sus 13 asistentes, pues solo se tuvo la inasistencia de un regidor por cuestiones de salud, el cierre desde el primero y hasta el 30 de abril de negocios como bares, cantinas, centros nocturnos, licorerías, centros deportivos, gimnasios e incluso a los restaurantes se les recomendará en la reunión que haya con este sector este jueves en la presidencia municipal, que sigan funcionando, pero solo con venta de comida para llevar.

Con ello, dijo la alcaldesa Itzé Camacho Zapiain, quien propuso el  punto de acuerdo, es evitar al máximo que las personas anden en la calle, ya que lo ideal y recomendable por el sector salud, es de que todos nos mantengamos en casa, para evitar el contagio de la pandemia.

Alertó que de acuerdo a datos proporcionados por el Consejo Municipal de Salud, indica que si en este municipio se llegara a presentar un contagio masivo, habría muchos problemas y muy lamentables, pues solamente se cuenta entre el sector privado y oficial, con 29 ventiladores especiales que requiere una persona que deba ser hospitalizada por dar positivo de COVID-19.

En la sesión de cabildo, el importe de su quincena, para que se adquieran despensas alimenticias, para ser distribuidas no con los amigos de los funcionarios, sino con las personas que verdaderamente lo requieran, y señaló que por su parte también ya estaba en contacto con algunos comerciantes para elaborar este tipo de despensas.

En esta acción solamente  fue secundado el regidor Planco por la alcaldesa Itzé Camacho Zapiain, quien también puso a disposición el importe de su quincena para la adquisición de despensas alimenticias, guardando silencio los demás integrantes de cabildo, salvo la regidora Zulma Tovar Gil, quien señaló que mejor este tipo de propuestas se abordaran por fuera de la sesión, y que a su juicio en lugar de despensas, lo más recomendable sería adquirir kids de limpieza para ser entregadas a las familias que más lo requieran, por lo que en este sentido no hubo punto de acuerdo.

En su exposición, la alcaldesa Camacho Zapiain, señaló que con la medida de suspender diversas actividades no prioritarias, se busca que la población acate las recomendaciones de sanidad y se mantengan en aislamiento hasta el día 30 de abril para contribuir a evitar la aglomeración de personas en espacios públicos y prevenir el incremento de contagios.

“Estamos reforzando las indicaciones emitidas por el Gobierno Federal, el Consejo de Salud del Estado y el Consejo Municipal de Salud, para salvaguardar la integridad y la salud de los lazarocardenenses a quienes seguimos llamando a mantenerse en sus hogares y salir a la calle únicamente para atender temas urgentes o indispensables como ir al médico o comprar víveres”.

En este sentido, Camacho Zapiain, indicó que los establecimientos que deberán tener un cierre temporal son centros nocturnos, bares, cantinas, centros botaneros, gimnasios, salones de eventos, salas de cine, vinaterías, y establecimientos de bebidas alcohólicas en envases cerrados, por lo que de no cumplir con estas medidas serán acreedores a la clausura, sanción económica y a la posibilidad de perder su licencia de funcionamiento.

Se instruyó al área de Reglamentos a verificar que se cumpla con esta disposición, teniendo todas las facultades para incluso acompañarse se seguridad pública, para aplicar las medidas necesarias para que los dueños o encargados de dichos negocios cierren y en caso contrario, aplicar las canciones correspondientes.

Añadió que en el caso de los restaurantes y comercios dedicados a la venta de alimentos, podrán operar mediante el servicio a domicilio o atendiendo un máximo de 10 personas al interior del establecimiento, además de que deberán llevar a cabo las medidas preventivas de salubridad como es el lavado de manos, el uso de gel antibacterial, la sana distancia y la desinfección constante de las áreas de uso común.