Cereso de Lázaro Cárdenas, el quinto peor, califica CEDH

0
131
La CEDH calificó al Cereso de este municipio, como el quince peor de los 11 reclusorios de Michoacán. (Foto de archivo).

Por Francisco Rivera Cruz

El Centro de Readaptación Social de este municipio, situado en la comunidad de El Bordonal, de la tenencia de Buenos Aires, es el quinto peor de los once reclusorios de Michoacán.

Así lo calificó la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), en su evaluación estatal correspondiente a 2019, mientras el organismo indicó que para las valoraciones del presente año, se empezará el ejercicio después que pase la emergencia sanitaria del Covid-19.

La menor calificación lo otorgó la Comisión en el renglón de Derechos Humanos de grupos vulnerables en prisión, y máxima en el de Orden y aplicación de sanciones, en una consideración global de 7.14 a todo el sistema penitenciario de Michoacán.

De los últimos cinco años, la calificación última correspondiente a 2019, que es de 7.14, es la menor otorgada, ya que en 2015 fue de 7.36; en 2016, fue de 8.06, en 2017 de 8.40, y en 2018 de 8.04.

Y esta vez las puntuaciones globales también son muy bajas en los siete rubros que se revisaron: Situación jurídica de los internos (6.83), Estancia digna y segura en prisión (7.53), Integridad física y moral (6.83), Actividades productivas y educativas (7.43), Vinculación social del interno (7.71), Orden y aplicación de sanciones (7.69) y Derechos humanos de grupos vulnerables en prisión (5.93).

Las calificaciones por Cereso fueron las siguientes: Apatzingán (7.99), Lázaro Cárdenas (6.69), La Piedad (8.36), Maravatío (6.32), David Franco Rodríguez en Morelia (6.39), Alta Seguridad para Delitos de Alto Impacto en Morelia (5.75), Sahuayo (7.38), Tacámbaro (8.11), Uruapan (7.45), Zamora (6.68) y Zitácuaro (7.35).

En esa escala, el Cereso de Lázaro Cárdenas, situado en la comunidad de El Bordonal, de la tenencia de Buenos Aires, es el quinto peor de los once, lo que lo coloca a la mitad de la tabla.

El Centro de Alta Seguridad para Delitos de Alto Impacto fue el que obtuvo la más baja calificación, siendo los indicadores de: Información sobre la situación jurídica de los internos (3.73), Clasificación criminológica (3.83) y Separación de procesados y sentenciados (4.45), los que obtuvieron el menor puntaje.

En tanto que el Cereso de Tacámbaro registró la más alta calificación siendo los rubros de: Respeto al horario de visita familiar (7.96), Vigilancia de las personas privadas de su libertad (7.86) y el Espacio para los internos (7.80), los mejor evaluados.

El Diagnóstico Estatal de Supervisión Penitenciaria es aplicado por la CEDH para conocer la situación de respeto a los derechos humanos de las personas privadas de su libertad y recluidas, que es efectuado desde hace más de una década bajo estándares nacionales e internacionales y colaborando siempre con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).