FAMILIA DE EL HABILLAL PRESENTARÁ DEMANDA POR NEGLIGENCIA MÉDICA CONTRA IMSS Y CONTRATISTA WP

0
179
Familiares de Rubén Ramírez Galeana, de El Habillal, informaron que presentarán denuncia por negligencia médica contra el IMSS y la contratista WP por no atender a tiempo a dicha persona, la cual falleció el 21 de este mes.

* Mientras no descansen empresas contratistas al interior de ArcelorMittal, contagios y muertes seguirán: Alonso Ramírez.

Por Francisco Rivera Cruz

Mientras no paren empresas como WP, que ejecuta los trabajos de construcción del laminador, “el cochinero” por los contagios y muertes de COVID-19 no pararán, sostuvo Alonso Ramírez Galeana, quien vive el duelo de perder a su hermano Rubén.

El salvavidas y presidente del Campamento de protección y Conservación de la Tortuga Marina de El Habillal, anunció que por la situación que pasó su consanguíneo, preparan denuncia contra WP y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Clamó al gobierno federal o estatal intervenga, para que al situarse la empresa acerera, y particularmente WP Construcciones como foco de contagios, obligarla a parar un par de semanas o tres para así romper la cadena de contagios, ya que presumen responsabilidad social y están exponiendo a sus trabajadores en aras de avance de trabajo y de producción.

Puntualizó que a la contratista WP Construcciones la señalan porque fue negligente al no descansar a su personal que estaba en los grupos vulnerables, siendo el caso de su hermano, que siendo hipertenso fue obligado a seguir asistiendo a labores de soldador pailero.

Narró que el clima de presión es tal que ya habiendo contagios en las áreas, se les indicaba que el que faltara sería dado de baja, y en el caso de su hermano, siguió asistiendo al tener una familia que sostener, su esposa y sus hijos de 15 y 10 años.

“Estamos pidiendo que la empresa, foco rojo en contagios, se haga responsable, tiene que indemnizar a la familia, porque debieron haberlo descansado por ser hipertenso”, dijo el reconocido protector de la naturaleza.

Y todavía la familia pasó la burla de la empresa, que siendo que siempre habían sido problema las incapacidades, a través del área de Recursos Humanos se le llamó para que el trabajador pasara a cobrar finiquito, cuando Rubén Ramírez tenía dos horas de fallecido, la tarde del jueves.

El declarante dijo que el coraje y la impotencia es mayor cuando también vivieron negligencia por parte del Seguro Social, porque aunque su hermano llegó a la clínica grave, se mantuvo estable hasta que le llegó la prueba positiva a COVID-19.

Narró que ocho días se mantuvo internado, pasando los dos primeros en aislamiento y controlado, incluso mostrando mejoría, sólo que cuando llegó el diagnóstico positivo al nuevo virus, lo cambiaron a un lugar frío, cerca de otros pacientes y donde pronto se agravó.

Para la siguiente noche, en esta nueva área, ya no podía ni tomar agua porque se le inflamaron las amígdalas, y aparece la negligencia médica, porque lo dejaron a su suerte en lugar de haberlo entubado, manifestó.

En esto dijo que se asesorarán para denunciar al Instituto Mexicano del Seguro Social, ya que pase la situación de duelo, en el cual, los restos cremados, serán llevados este sábado al panteón de Las Calabazas.

Vida nomás hay una, trabajos hay muchos, fue el mensaje para los obreros de la planta acerera y directamente a WP Construcciones, llamando a los diversos niveles de gobierno a tomar cartas en el asunto para que se descanse un par de semanas, si es que se quiere cortar la cadena de transmisión del nuevo coronavirus.