Sustentado el número de contagios a pesar de desacreditadores, sostiene Comité Jurisdiccional de Seguridad en Salud

0
99
Integrantes del Comité Municipal y Jurisdiccional de Salud, durante la conferencia de prensa de ayer.

Por Francisco Rivera Cruz

Para el Comité Jurisdiccional de Seguridad en Salud, los números del informe diario de contagios de COVID-19 que emiten éste y la Secretaría de Salud en Michoacán, están sustentados y son reales, a pesar de la corriente de opinión que desacredita a falta de información.

Así lo manifestó el secretario técnico del Comité, Doctor Jonás García Delgadillo, quien dijo que cuestionar porque no ve a los enfermos o fallecidos es desacreditar el trabajo de las instituciones del sector salud, en ello del IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud.

Explicó que no se trata de digitar en una tecla un número y mandarlo a un formato de diseño gráfico, porque hay una cadena que empieza en quien confió su salud a las instituciones y termina en el analista de laboratorio, e intervienen muchos más.

Está detrás, el esfuerzo del médico que valora y de la enfermera que auxilia, el personal que integra un estudio epidemiológico, quien toma la muestra, quien la traslada al laboratorio –que opera 24 horas diarias bajo procesos certificados no sólo por instancias nacionales sino internacionales de calidad–, el proceso incluye desnaturalización de la muestra, para que del ADN, se hagan amplificación de segmentos e identificar si se pertenece a determina sepa de virus.

El también jefe de la Jurisdicción Sanitaria pidió mostrar el respeto que merece todo el personal involucrado o detrás del proceso que ha permitido saber el comportamiento epidemiológico y disponer de radiografía actual del COVID-19 en Lázaro Cárdenas.

Apuntó que de las 1,680 muestras tomadas y analizadas, salieron los 757 positivos declarados hasta el anterior sábado, lo que revela que Lázaro Cárdenas se tiene una positividad de aproximadamente el 50 por ciento.

La mitad de cada 2 personas que se acercaron al Hospital General, IMSS, ISSSTE, Semar, una clínica privada o las unidades móviles de la SSM, dio positivo, indicativo que el virus permanece activo en esta población.

“Hay voces que indican que cuando las unidades móviles se vayan va a bajar drásticamente, efectivamente, cuando uno busca encuentra y entre más amplíes el tamizaje, vas a encontrar resultados”, sin embargo la proporción se podría mantener de que la mitad de los estudiados den positivo, porque es la dinámica de la enfermedad, dijo.

Las estadísticas han permitido ver que quienes se están infectando y por ello enfermando es la población económicamente activa, de los 25 a 45 años de edad, y el problema es que las muertes se registran en población mayor, lo que quiere decir que los trabajadores son quienes llevan el virus a sus familiares.

El criticado llamado a quedarse en casa, fue a quienes no tenían que realizar actividades esenciales, y no se entendió tampoco que quien trabajara o saliera lo hiciera tomando las medidas adecuadas de protección e higiene.

Ante la población económicamente activa debe reforzarse mensaje de una responsabilidad plena y propia, en salud siempre hemos manejado que la salud está en tus manos, mientras las manos no toquen superficies que no debe y se lleven a la cara, se eviten saludos y abrazos; cambien los hábitos personales, expuso García Delgadillo.

E invitó: Debemos pasar de la inacción a la reflexión, no podemos esperar que una autoridad, federal, estatal o municipal, empresarial u otro sistema, haga por nuestra salud, lo que nosotros no.

Confesó que al principio de esta pandemia, se depositó el 80% de los resultados en que se entendiera por la comunidad que tenía que hacerse responsable de su propia salud, y debe analizarse porque tuvieron más éxito las voces desacreditadoras.

No bajó el mensaje cómo tendría que ser, de otra manera no se entiende el relajamiento de la comunidad, que no ha entendido que el virus no vuela, no está en el aire, lo transportamos y prácticamente los vectores somos nosotros.

El problema ante la próxima apertura de comercios y espacios cerrados, puede ser un rebrote de contagios de no hacer con cuidado las actividades de regreso, y entonces instituciones de salud que hasta hoy no han sido superadas ni colapsadas en Lázaro Cárdenas sí podrían presionarse y provocar colisión de los servicios.

Hay una reserva de otro hospital para estos casos, pero, la idea es no llegar a tener que utilizar esa opción, dijo el médico en conferencia de prensa conjunta en la que estuvieron integrantes de los subcomités de Comunicación, Técnico-Médico y Empresarial, que componen el Comité Jurisdiccional.

Añadió que hay quien se alegraba porque ya se tenía más ventiladores en ISSSTE, Semar, IMSS y Hospital General, y a ellos dijo que 9 de cada 10 a los que se coloca a una ventilación mecánica asistida fallecen, “lo que en principio es compasivo, porque es doloroso conectarlos, es sufrimiento para el paciente, la intención es que supere el cuadro, pero las estadísticas son tristes, 9 de cada 10 no sobrevive”.

El objetivo de la población no debe ser que las instituciones tengan todo para poder responder, es el objetivo propio de las instituciones y del gobierno en sus tres niveles, el propósito de la comunidad debería ser no llegar a tener la necesidad de hacer uso de estos ventiladores, ¿cómo?, con disciplina, medidas y cuidados ya mucho señalados.