Si Lázaro Cárdenas tiene COVID-19, no es por su Puerto: Correa Arenas

0
136
Ing. Raúl Correa Arenas, director general de APILAC, rechazó que por Puerto Lázaro Cárdenas haya entrado el COVID-19 a esta región de Michoacán.

Por Francisco Rivera Cruz

Debido a que el Puerto ha puesto en práctica lineamientos de seguridad sanitaria derivados de organismos internacionales, nacionales y jurisdiccionales, si en Lázaro Cárdenas existe la pandemia COVID-19 no ha sido por el puerto que tiene protocolos muy estrictos, declaró Raúl Antonio Correa Arenas, Director de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (Apilac).

Al hablar como responsable del Subcomité Empresarial de Lázaro Cárdenas que pertenece al Comité Jurisdiccional de Seguridad en Salud, informó que están ocurriendo una serie de visitas a empresas para hablar de las medidas a asumir en el regreso a las actividades económicas, porque de no ser cautelosos y precavidos, se podría tener un rebrote de contagios.

Cuando se habla de Puerto Lázaro Cárdenas, se voltea viéndolo como foco de entrada del virus por ser parte importante en la cadena de intercambio comercial con Asia y particularmente China, donde inició la pandemia del COVID, sin embargo el funcionario dice se representa intercambio comercial, pero sin permitir llegada del virus, gracias a los protocolos aplicados.

El año pasado, rememora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Marítima Internacional (OMI) dictaron criterios para hacer frente a esta pandemia, que conjuntados a los lineamientos de la Secretaría de Salud en México y Jurisdicción Sanitaria en Lázaro Cárdenas, cristalizaron un plan de atención, activado desde antes que un buque llegara al puerto local.

Lázaro Cárdenas recibe embarcaciones de 130 puertos y 40 países, teniendo como radio de acción la cuenca del Pacífico, a quien se presta mayor porcentaje de movimientos, habiendo garantizado entrada y salida de mercancías, así como de las tripulaciones.

Correa Arenas dijo que resultado de las lineamientos y cerco sanitario para resguardar instalaciones portuarias del virus, “y los registros de la Jurisdicción Sanitaria lo indican, si existe pandemia en Lázaro Cárdenas no ha sido por el puerto porque tenemos protocolos muy estrictos”.

Explicó que dentro del área portuaria, se tienen operadores diferentes, prestadores de servicio como las terminales de contenedores, de autos, de carbón, minerales, carga general y otros.

En cada una de ellas se ha aplicado plan de seguridad y seguimiento, así que terminales y prestadores de servicios están vigilantes de los protocolos de actuación. “Si para ingresar a las oficinas de Apilac hay un filtro, y tuviera que desplazarme a una terminal, deberé atender las medidas de la misma, entre ellas toma de temperatura, distancias, gel y cubrebocas”.

Reconoció que se han dado casos de contagio en algunas terminales, pero no llegaron por la cadena logística, se contraen en lo local.

Señaló que el Subcomité Empresarial ha detectado que reina el deseo de regresar por entero a la actividad económica, pero ante las circunstancias “no es momento de lanzamos a la calle ya sin protección, sino reactivarnos de forma ordenada y cronometrada”.

Ahora hay actividades no esenciales inactivas y es parte de la cadena de suministros y productividad, sin embargo hay que concientizar a trabajadores que ahora más que nunca se deben reforzar medidas, no relajar disciplina.

Preocupa, dijo el director de la Apilac, que la fuerza laboral y productiva, la población entre 25 a 45 años, sea la que más se contagie, –de acuerdo a los datos de la autoridad sanitaria–, porque impacta a sus empresas y lleva a casa el contagio.

En ellos hay que insistir que así como enfrentan filtros para entrar a laborar, en trabajo, transporte y casa tengan los cuidados a los cuales la cadena de transmisión obliga.

Para el funcionario portuario, los próximos días serán cruciales, por eso se diseña una campaña mediática, de spots, redes sociales y mantas, llamando a no confiarse y mantener la disciplina, de otra forma será difícil y caro el regreso a la actividad laboral.